Actualizado:
20 enero 2018
13:32

Javi Verdú, otro canterano debutando en Segunda B

El interior, aún en edad juvenil, se estrenó con el Córdoba B en la Condomina contra el UCAM Murcia
Deportes | 01-01-2018 | facebook yahoo twitter

Javi Verdú es el último canterano que ha debutado en Segunda B. Mientras que en el primer equipo del Alcoyano no hay ni rastro de la cantera esta temporada, en la Segunda B tenemos a Pablo Carbonell (Peralada), Jero (Celta B) José Antonio (Ontinyent), Ángel (Vitoria), el Badalona acaba de fichar a Héctor Camps y en el Córdoba B hay dos jugadores, el ontinyentí Javi Soler, que ya ha debutado esta liga en Segunda División con el primer equipo verdiblanco, y recientemente en La Condomina ante el UCAM Murcia, Javi Verdú entraba a falta de veintiséis minutos.

Nacido en nuestra ciudad hace 18 años, se marchó a vivir junto a su familia a Muro, pero sus primeros pasos futbolísticos los dio en el Alcoyano, donde ingresó como cadete de primer año. Apenas vistió una campaña como blanquiazul. Al año siguiente el Valencia se fijó en él y le fichó para su cadete. En el club de Mestalla estuvo dos temporadas, la última de cadete y la primera de juvenil, hasta que el Córdoba se cruzó en su camino.

Son ya dos campañas como verdiblanco. “Estoy muy contento en Córdoba. Es un club que cuida bastante la cantera y cuenta con la gente de casa. Esta temporada en la que van mal las cosas para el primer equipo son ya tres o cuatro jugadores del filial los que han debutado y lo mismo pasa con el segundo equipo, hemos sido varios del juvenil que hemos debutado en Segunda B. Yo me fuí del Valencia porque me era difícil tener minutos y en el Córdoba los estoy consiguiendo”, explicaba.

Es zurdo pero se desenvuelve en las dos bandas. “Me da igual jugar por la derecha que por la izquierda. Antes era un jugador más ofensivo, ahora me piden que defienda más y estoy cambiando mi forma de jugar”.

El gol es otra de sus cualidades. El año pasado hizo diez en División de Honor. Y eso que desde febrero ya no pudo volver a ponerse las botas. Tuvo que pasar por el quirófano tras romperse un dedo del pie. Esta temporada lleva cuatro. “Me gusta más el fútbol de aquí, hay más competencia. En la División de Honor están Sevilla, Betis, Málaga, Granada, Huelva... En el grupo valenciano, quitabas Valencia, Villarreal y Levante, luego la competición daba un pequeño bajón”.

Su sueño actual es llegar al filial del Córdoba y afianzarse en Segunda B para dar el salto al primer equipo, aunque ahora mismo tenga complicada la permanencia en Segunda. “Está difícil, pero entreno a diario para mejorar y llegar hasta al primer equipo”.

Del Alcoyano solo tiene palabras de agradecimiento, sobre todo para Pepe Aroca y Juanmi Sancho. “Son los que me llevaron al Alcoyano y tengo un grato recuerdo de ellos porque me dieron la oportunidad de jugar en el Alcoyano. No sé lo que pasará en el futuro, aún tengo 18 años y mi cabeza está en el Córdoba, pero nunca se sabe y siempre es bonito jugar con el equipo de tu casa”.

El nostre ciutat