Actualizado:
16 diciembre 2017
19:56

Juan Serrano: "Toni Seligrat debe ser nuestro Cholo Simeone"

Entrevista al presidente del CD Alcoyano en su octava temporada
Deportes | 11-01-2017 | facebook yahoo twitter

No hay día que suba al Collao que no piense en aquel descenso de 2012 que llevó al Deportivo otra vez de cabeza a la Segunda B. Reencontrarse con las miserias y penurias de la categoría de bronce del fútbol español le llevaron a decirse a sí mismo que volvería, que la Segunda División era la categoría que quería para su equipo del alma. Ese sueño de volver a ascender le falta un pilar básico tras el fallecimiento de Lionel Grau, pero su ausencia le está dando aún más fuerza para no quedarse en el intento. Algunos lo llaman aires de grandeza, Juan Serrano piensa que es instinto de supervivencia. Habrá que esperar a junio, mientras tanto disfruta de lo lindo con este Alcoyano de autor que vuelve a entusiasmar.

–Después de tres temporadas de desengaños, de sufrir mucho, imagino que lo que se ha visto en la primera vuelta será una auténtica bendición para los sentidos como aficionado y máximo responsable de la nave blanquiazul. ¿Cómo lo estás viviendo?

–“Reconozco que no han sido años fáciles, quizás nos habíamos malacostumbrados, y ver el equipo ahí arriba, segundo en la tabla, supone una inmensa alegría que estoy disfrutando mucho, igual que la afición está viviendo este momento con intensidad. Nadie pensaba que íbamos a estar así, sobre todo tras ver lo que sucedió durante el verano con una plantilla que no terminaba de cerrarse. Hemos tenido la suerte de que todos los jugadores han venido con una motivación extra. Futbolistas que venían de no pasarlo bien la última temporada, caso de Gato, David Torres y Álvaro, pero que ya sabían lo que es defender esta camiseta, han terminado por contagiar sus ganas al resto de compañeros. A ellos se unieron fichajes de jugadores ya contrastados en la categoría, casos de Jony Ñíguez, Tomás Ruso, Barreda o Mariano, futbolistas que encima son de la zona o han jugado en clubes de aquí, que saben lo que representa el Alcoyano y desde el primer día se han identificado con los valores del club”.

–¿Y la guinda ha sido el fichaje de Toni Seligrat como nuevo míster?

–“Sin duda, todo gira alrededor de su figura y nos tiene a todos entusiasmados, desde los jugadores, pasando por la directiva y también la afición. Ha sido un acierto su contratación. No solo por lo que transmite en su trabajo, sino como persona. Es un pilar básico, el alma máter de todo lo que se está viendo esta temporada. No deja de sorprendernos cada día. Tiene las ideas muy claras y sabe transmitirlas a los jugadores. Esa comunicación que hay a nivel de vestuario se está reflejando luego en los partidos. El equipo está batiendo toda clase de récords de puntuación, estuvo once jornadas sin perder y en casa se muestra muy seguro. Llevamos más de un año sin perder en el Collao. Hemos ganado a los gallos de la competición, caso de Barça B, Hércules, Villarreal B, Llagostera... Lo que está sucediendo con este equipo, con una plantilla de superior categoría, me merece una reflexión y pensar que no hacemos las cosas tan mal. Nosotros el año que bajamos conseguimos hacer play-off, entonces nos supo a poco. El Llagostera con un presupuesto que cuatriplica al nuestro está teniendo unas dificultades enormes hasta para no caer en el pozo de los puestos de descenso. Muchas veces parece un milagro conseguir lo que estamos logrando con presupuestos de mitad hacia abajo de la tabla”.

–Si hubiera que buscar una similitud con el pasado, ¿con qué temporada situarías lo que hemos vivido en esta primera vuelta?

–“Me recuerda al año de Bordalás. He vuelto a ver esa sintonía que había entonces entre equipo y afición. Se está volviendo a generar ese buen rollo que existió aquella temporada. Lo vivido en el último partido contra el At. Baleares no es normal. Llevábamos tres días sin parar de llover, con frío, encima esa mañana hubieron varios finales de curso, pero así y todo se vio a más de un millar de personas en el campo. Fue algo muy grande ver gritar ¡Deportivo, Deportivo! con la que cayó esa mañana. Se palpa que la afición está muy contenta con el equipo. Lo cuentas por ahí y nadie se lo cree. Somos un club atípico y conseguimos cosas que otros consiguen a base de gastarse mucho dinero. Son nuestras señas de identidad y es lo que nos diferencia del resto”.

–Mirar hacia el pasado más inmediato produce placer, pero hablar del futuro provoca cierta inquietud. ¿Cómo se observa la segunda vuelta desde lo más alto de la cúpula del club?

–“Ver al equipo segundo a dos puntos del liderato invita a ser optimistas. Hasta ahora ha demostrado que está preparado para afrontar con garantías la segunda vuelta. El ambiente en torno al equipo es óptimo, también la implicación de la plantilla, ilusión no falta por parte de todos. Va a ser importante comenzar bien y que tras el parón de estas dos semanas se mantenga esa dinámica de buenos resultados. Si el equipo se convence de que puede hacer algo importante esta temporada, estaremos en el play-off y una vez allí puede pasar cualquier cosa. El juego del equipo podrá gustar más o menos, pero es un fútbol directo que busca estar el máximo de tiempo en el área visitante. Aún no he visto ningún partido del Alcoyano sin ocasiones de gol. En todos hay oportunidades. Ves al equipo y todos van a una, nadie se sale del camino marcado y se apoyan entre ellos. Antes veías que el rival se adelantaba en el marcador y te inquietaba. Ahora estas confiado, piensas que en cualquier momento será capaz de remontar y ganar el partido. Una prueba fue el derbi contra el Hércules. Si llegan a meter el penalti, estoy convencido de que hubiéramos ganado igual. Encima los que salen del banquillo también están sumando, algo muy importante”.

–Toni Seligrat está en boca de todos, pero también en la de los rectores del club. ¿Tiene sobre la mesa una oferta de renovación?

–“La idea es que se quede muchos años y que fuera el entrenador nuestro la próxima temporada en Segunda División. Es una persona de palabra, él está a gusto con nosotros y nosotros con él. Nos gustaría que fuera el Cholo Simeone del Alcoyano. Él está creciendo aquí como entrenador y nosotros estamos aprendiendo mucho de toda su experiencia. No me equivoco si digo que es el mejor entrenador de la Segunda B. A la entidad le está viniendo muy bien un entrenador de su perfil. Soy de los que piensa que la categoría se le empieza a quedar pequeña y nos gustaría disfrutar de él en una categoría superior”.

–¿Hasta dónde puede llegar este Alcoyano?

–“Nunca se sabe, el equipo lleva números de play-off, pero la filosofía debe seguir siendo la misma y mantener los pies en el suelo, entre otras cosas porque no hemos ganado nada. Lo ideal sería terminar primero porque tienes la mitad de posibilidades de ascender. Va estar complicado, entre otras cosas porque los filiales, hablo de Barça B, Valencia B y Villarreal B, han abandonado la filosofía de clubes formadores y lo único que buscan es ascender. Así han llegado a esos equipos jugadores como Alfaro, Perea o Carlos Martínez, futbolistas que tienen complicado asentarse en el primer equipo pero que marcan la diferencia en estacategoría. Estamos hablando de persupuestos de llegan a los 10 millones de euros. Cuando un club de ese potencial económico se fija en un jugador como en nuestro caso era Alfaro es imposible competir contra ellos. Nosotros hemos de luchar con otras armas”.

–Durante el verano adquirió protagonismo la figura de Miguel Hita, un reputado representante de futbolistas que ha pasado a ser accionista mayoritario del Alcoyano. ¿Cuáles son los beneficios de la llegada al club de alguien que no es de aquí y con negocios dentro del mundo del fútbol?

–“Tiene un paquete mayoritario pero somos mayoría los accionistas de aquí, con lo que es uno más, alguien que ha venido a sumar y a poner parte de patrimonio y su experiencia dentro del mundo del fútbol al servicio del club. Es una persona muy bien relacionada que en determinados momentos puede ser muy válida. Como representante de futbolistas, trabaja sobre todo en Segunda División, donde cuenta con una cartera importante de jugadores. También de Segunda B, de hecho Mario Arques y Miguel Bañuz son futbolistas suyos, jugadores que se pusieron sobre la mesa en su momento, coincidió que encajaban en los planes del club y están con nosotros”.

–Nada más abrirse el mercado invernal ha llegado el primer fichaje. Pau Bosch ha abierto la veda y la intención es que no sea la última incorporación. ¿Cuáles son los planes del club en estas semanas?

–“Si queremos aspirar a lo máximo hemos de tener un equipo de garantías y reforzarnos con alguien de la parte de atrás era una necesidad. Nos gustaría que llegara alguien de banda. La ilusión nuestra era que hubiera venido Liberto, pero será difícil que salga del Elche. Arriba tenemos mucha pólvora, pero si viniera alguien sería la guinda. El problema es el aspecto económico. Estamos buscando en el mercado de sub’23 y tratar de traer alguna cesión”.

–Precisamente de ese mercado han surgido dos auténticas perlas como son Jose García y el canterano Ángel, dos futbolistas muy interesantes de cara al futuro.

–“Con Jose García estamos más tranquilos porque tiene este año y el siguiente de contrato. El jugador está muy contento con nosotros, le ha costado adaptarse, también es normal, tiene 19 años y era la primera vez que salía de casa. En el Osasuna lo tenía todo, pero acertó al arriesgarse a salir de Pamplona para volver a sentirse futbolista otra vez. Ha sido un acierto su fichaje y va a ser un jugador muy importante para nosotros. Lo de Ángel ha sido una agradable sorpresa. También Toni Seligrat está sabiendo gestionar su presencia en el equipo. Su caso es distinto y la única forma de que siga con nosotros es subir de categoría. Para un club humilde como el nuestro, retener a un futbolista de esa proyección pasa por el ascenso. Ahora estamos disfrutando mucho del equipo que tenemos, pero es difícil que todos los años suene la flauta si seguimos en Segunda B. Aunque suene duro, el ascenso debería ser una obligación. De lo contrario, podrían llegar las vacas flacas. Creo que llevamos una década prodigiosa y muchas veces no se valora lo que hemos conseguido. No hablo solo por los años que llevo al frente de la entidad. También fue muy bonita la etapa de Javi Gandía como presidente. Tiene mucho mérito mirar la clasificación y ver al equipo con 37 puntos en 19 jornadas”.

–Han pasado cuatro meses desde el fallecimiento de Lionel Grau y Juan Serrano sigue emocionándose al recordarle. Era una persona con la que se apoyó mucho y un pilar básico en estos ochos años que lleva al frente del club. ¿Cómo estás viviendo esta etapa post Lionel Grau?

–“Con tristeza, porque no hay día que no me acuerde de él. Era una persona a la cual me sentía muy unido. Siempre estaba ahí. No solo su ausencia lo ha notado el Alcoyano, creo que la ha sentido toda la sociedad alcoyana. Era una persona que se hacía querer. Al Alcoyano le ha dado la vida en infinidad de veces. Nuestra idea era que su nombre hubiera quedado perpetuado para siempre y que el Collao pasara a denominarse campo Lionel Grau. Sin embargo, el Collao es el Collao y será difícil que la gente le llamen de otra forma. Por ello pensamos que lo mejor es que algo nuevo lleve su nombre y qué mejor que la Ciudad Deportiva se acabe llamando Ciudad Deportiva Lionel Grau. Estaba previsto que las obras del primer campo estuvieran ya terminadas, pero al ser construcción en zona protegida nos han pedido mayor documentación y confiamos que más pronto que tarde todo se arregle y puedan comenzar de cara a la próxima temporada”.