Actualizado:
21 octubre 2017
21:18

L’Alcoià presenta el índice de pobreza más bajo de la provincia

El informe aporta datos esperanzadores con respecto a los indicadores de pobreza y condiciones de vida en estas comarcas
Actualidad | 18-09-2017 | facebook yahoo twitter

La renta media de las familias en L’Alcoià es de 14.352 euros anuales, según un estudio elaborado por el Instituto Valenciano de Estadística sobre indicadores de pobreza y condiciones de vida, realizado en el año 2016. Esta cifra sitúa a la comarca de L’Alcoià como la menos pobre de la provincia de Alicante y la sexta con un índice de pobreza más bajo en el conjunto de las comarcas valencianas. Mientras, El Comtat se presenta como la segunda por la cola de la pobreza en la provincia.

Dicho informe publicado el pasado mes de agosto refleja un descenso en la población de L’Alcoià y El Comtat que presenta riesgo de pobreza. A parte de la tasa de riesgo de pobreza, se analiza también por comarcas el denominado índice AROPE, que tiene en cuenta esta tasa de riesgo, los ingresos familiares del año de referencia y la distribución de estos ingresos en los hogares valencianos.

En el caso concreto de L’Alcoià, el 21,7% de la población se mantiene en riesgo de pobreza y exclusión social. Es un 3,3% menos que en 2015 y cinco por debajo de 2014, año en que la comarca alcanzó las cifras más elevadas de la serie histórica. En El Comtat, el índice AROPE (población en riesgo de pobreza) se fija en un 24,3%, 2,2 puntos menos que en 2015.

Además, ambas comarcas cuentan con una tasa de carencia material del 18 por cien, si bien esta carencia se considera severa en un 6,6% de los casos en la comarca del Comtat, mientras que en L’Alcoià este dato se fija en 5,7 por cien, el más bajo de la provincia.

Ya la última memoria de Cáritas Interparroquial reflejaba que el número de personas atendidas en 2006 descendió un 15% respecto al año anterior, si bien la cifra sigue siendo preocupante y prácticamente el doble de los usuarios que tenían antes de que se iniciara la crisis. Una cuestión que genera inquietud es la cronificación de las personas usuarias de la entidad y el 73% de los ciudadanos que fueron atendidos el año pasado ya habían recibido apoyo con anterioridad.

El nostre ciutat