Actualizado:
18 octubre 2017
19:00

La Cámara recurre a la cesión de espacios para paliar la falta de fondos

Enrique Rico anuncia “ajustes” para adaptarse a la actual situación, si bien recalca que el futuro de la Cámara está asegurado
Economía | 06-05-2017 | facebook yahoo twitter

A mediados de esta semana saltaban todas las alarmas acerca del futuro de la Cámara de Comercio e Industria de Alcoy, en serio peligro por la asfixia económica a la que están sometidas las cámaras de comercio españolas debido a la eliminación hace años de las cuotas obligatorias que pagaban las empresas asociadas, lo que les obliga a mantenerse gracias a convenios con las administraciones y al cobro por los servicios prestados. La situación de la Cámara es compleja por la propia naturaleza del ente, a medio camino entre una administración y una asociación empresarial. En el caso concreto de Alcoy, a esta delicada situación económica, provocada además por el dinero de las subvenciones que les adeudan las administraciones, se une también la marcha de empresas a localidades próximas.

El pasado jueves se reunió el pleno de la Cámara para abordar la crisis por la que atraviesa, una reunión tras la cual el presidente de la misma, Enrique Rico, ha afirmado que la continuidad del organismo cameral está asegurada, si bien aclara que será necesario realizar algunos ajustes en cuanto a “personal y gastos”, concreta. Rico, que ha querido restar gravedad al asunto asegurando que “no ocurre nada que no se pueda solucionar modificando nuestras estructuras”, ha indicado que el problema reside también en que en la actualidad “muchos organismos hacen competencia a la Cámara”, en referencia a que se solapan servicios a las empresas prestados por diferentes recursos de ámbito local o comarcal.

De igual forma, la entidad presidida por Enrique Rico ha adoptado la decisión de ceder parte de las instalaciones con que cuenta en el edificio que ocupa en la calle Sant Francesc, de cara a obtener liquidez. En este sentido, el Ayuntamiento está interesado en disponer de un espacio en la planta alta del inmueble y sería para destinarlo a usos educativos, según ha podido saber este periódico.

Al parecer, la Cámara de Comercio de Alcoy acumula ya varios ejercicios en pérdidas y su plantilla se ha visto reducida en los últimos tiempos de siete a cuatro empleados, tal y como publicaba esta semana el periódico Información.

Críticas del PP a los socialistas

Mientras, el Partido Popular ha atribuido parte del problema al “abandono socialista hacia las iniciativas industriales privadas y los inconvenientes que provocan la salida de empresas de Alcoy”, ha declarado el portavoz y concejal del PP en el Ayuntamiento, Rafa Miró. Y añade: “Después de conocer la situación en la que se encuentra la Cámara de Comercio de Alcoy, es evidente que el discurso de la izquierda de mancomunar el suelo conlleva problemas importantes para Alcoy y sus recursos”.

Los populares denuncian que en seis años de gobierno del PSOE “no se ha visto apoyo alguno a las iniciativas empresariales. Ni siquiera se puso en práctica la propuesta del Partido Popular para hacer un diagnóstico de los polígonos industriales. Una situación que ha llevado al gobierno local a presentar un proyecto de mejora de áreas industriales que no gusta a nadie”.

El nostre ciutat