Actualizado:
15 diciembre 2017
13:00
Locos por... | 18-07-2017 | facebook yahoo twitter

La Filà Navarros lleva Alcoy a los San Fermines

Intenso fin de semana el que vivieron los 53 miembros de la Filà Navarros que viajaron hasta Pamplona para vivir de primera mano los San Fermines de la capital navarra.

Con motivo de la Capitanía Cristiana que recaerá este próximo 2018 en la figura de José Vicente Jornet, una parte importante de la Filà Navarros decidió en noviembre pasado, tras reunirse con sus caballeros y grupos de acompañamiento, viajar hasta Pamplona para presenciar, en primera fila, una de las fiestas españolas más reconocidas a lo largo y ancho del mundo.

De este modo, en el mismo mes de noviembre, las 53 personas que se apuntaron al viaje decidieron llevarlo a cabo en fin de semana para no generar excesivas complicaciones a los trabajadores. Con las fechas decididas, el siguiente paso consistió en reservar, con mucha premura, las plazas necesarias en dos céntricos albergues cercanos a la catedral de Pamplona.

Y el día llegó. La tarde noche del pasado viernes 7, el autobús repleto inició su ruta hacia la capital navarra, a la que llegaron pasadas las 4 de la madrugada. Y sin tiempo que perder, se asomaron a uno de los balcones de la conocida calle Estafeta para presenciar el encierro. “La preparación y el ambiente es algo espectacular”, destaca José Vicente Jornet, el Capitán Cristiano de las próximas fiestas de Moros y Cristianos de 2018.

Y como no podía ser de otra manera, el toque alcoyano no podía faltar. Los miembros de la Filà Navarros no dudaron en formar escuadra y desfilaron por las céntricas calles de Pamplona ante la atenta mirada de propios y extraños. Tras recuperar fuerzas en un restaurante del casco antiguo de la ciudad, cercano a la conocida Peña Anaitasuna, siguieron con la fiesta, que terminó el domingo presenciando el final del encierro desde el interior de la Plaza de Toros de Pamplona.

El autobús de regreso a Alcoy llegó cerca de las 20 horas del domingo, repleto “de vivencias inolvidables, intensas y gratificantes”, según explica José Vicente Jornet, que agradeció la compañía de un gran número de miembros de la filà.

El nostre ciutat