Actualizado:
21 noviembre 2017
19:00

La Glorieta cierra de noche para mejorar seguridad y conservación

La medida estará a prueba unas semanas y en función del resultado se verá si pasa a ser definitiva
Actualidad | 24-10-2017 | facebook yahoo twitter

Desde ayer, el parque de La Glorieta cierra por las noches, una medida encaminada a mejorar la seguridad y conservación, cumpliendo además una demanda vecinal. El concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez, destaca que “el cierre de La Glorieta es una demanda de los vecinos del Centro desde hace mucho tiempo. Por otro lado, con todas las inversiones que hemos hecho en el parque para convertirlo en un lugar emblemático, creemos necesaria esta actuación para preservarlo en la medida de nuestras posibilidades”.

El horario que se ha fijado para la apertura del parque de La Glorieta va de lunes a viernes de 7 a 22 horas, y los sábados, domingos y festivos de 9 a 23 horas. Según apuntan desde el gobierno municipal, con el cierre del parque en horario nocturno se pretende mejorar la seguridad y conservación de un espacio en el que se han realizado diferentes mejoras en el último año, y que se busca convertir en un punto destacado de la visita al Centro de la ciudad, tanto por acontecimientos puntuales que allí puedan celebrarse como para familias de manera continuada.

ACTUACIONES REALIZADAS

El concejal Jordi Martínez recuerda que el parque del Tirisiti tuvo que repararse al sufrir un acto vandálico, sin ni siquiera haber cumplido un año desde su inauguración, “evidentemente el mantenimiento es cosa de todos y es necesaria la colaboración de todos los ciudadanos, pero pensamos que esta decisión de cerrar por la noche ayudará. Muchas ciudades la han aplicado y el resultado ha sido positivo, así que veremos cómo funciona los próximos meses y valoraremos si queda como medida definitiva”.

Desde el gobierno municipal recuerdan que a lo largo del último año el Ayuntamiento ha apostado por devolver protagonismo a La Glorieta. A las puertas de la pasada Navidad se inauguraba el nuevo parque infantil del Tirisiti, con una inversión de cerca de 50.000 euros, y también a finales de diciembre se ponían en marcha dos de las fuentes ornamentales, después de años sin agua como medida de prevención de la legionela.

Este año también se ha invertido en una nueva instalación eléctrica que ha permitido que en Mig Any no hubiera problemas con la luz y que servirá, igualmente, para garantizar el buen funcionamiento de todos los acontecimientos que se celebran a lo largo del año. También se ha rehabilitado la antigua pajarera, convirtiéndola en un quiosco, con una inversión que ronda los 60.000 euros. Desde el gobierno municipal ya se trabaja en los trámites para la licitación de este espacio, con el fin de que pueda dar servicio de bar y cafetería, que lo prestó de manera puntual en la I Feria Modernista.

El nostre ciutat