Actualizado:
22 septiembre 2017
01:00

La Vuelta a España vuelve a dejar su huella en Alcoy

Los ciclistas han entrado a la ciudad media hora antes de lo previsto
Deportes | 26-08-2017 | facebook yahoo twitter

La Vuelta Ciclista a España ha sido la protagonista de la tarde de hoy en Alcoy, en una jornada en la que se celebraba la octava etapa de la carrera de 204 kilómetros que han unido Hellín y Xorret de Catí en una trepidante persecución en la que el francés Julian Araphilippe se ha proclamado vencedor y que ha servido al estadounidense Froome para seguir consolidado como primer clasificado de la Vuelta. Tanto Froome como el español, Contador, han atacado en el último puerto del día y han conseguido sacarles 17 segundos a sus rivales en la clasificación general.

El tráfico de la ciudad ha estado cerrado en las zonas de influencia entre las 13,30 horas y las 16,15 horas aproximadamente, aunque no ha sido hasta las 14,30 horas cuando se ha empezado a respirar el ambiente de la competición con la llegada de la caravana publicitaria. Hay que destacar que la llegada de los ciclistas 21 ciclistas escapados, que estaba prevista para alrededor de las 16 horas, se ha adelantado media hora, habiendo llegado los primeros a las 15,30 horas.

Aunque se trata de una etapa de media montaña con final en alto, la cita se ha presentado como un importante test para los líderes de cara a la general. Han sido unos primeros 100 kilómetros tranquilos hasta llegar a Villena. Los últimos se han presentado complicados, con un terreno rompepiernas en los que han tenido que ascender el puerto de Biar (3ª categoría) y el de Onil (3ª categoría). Mañana la carrera seguirá con otra etapa en la provincia entre Orihuela y la Cumbre del Sol.

Sexta vez que se asciende desde 2001

La subida a Xorret de Catí es un icono dentro de la Vuelta. Hasta cinco veces ha escalado el pelotón este duro puerto con tramos de pendiente superior al 22 por ciento. El último en ganar fue el francés David Moncoutié en 2010, acabando así con la hegemonía española en esta cima, que solo contaba triunfos nacionales en sus cuatro finales anteriores. El primer final en Xorret de Catí fue en 1998. Venció el malogrado Chava Jiménez, que aquel día se vistió de amarillo. Aquella Vuelta fue ganada por Olano. Dos años después, Eladio Jiménez cruzó vencedor con Zule de líder. En 2004 repitió victoria con el Landis como malliot amarillo y el último español en entrar victorioso fue Gustavo Veloso en 2009 en una Vuelta que pasó por Holanda, Alemania y Bélgica y ganada por Valverde. La ascensión al Xorret de Catí consta de 5 kilómetros al 9 por ciento con rectas interminables que incluyen tramos al 11, 14 y hasta el 22 por ciento. Después de coronar, habrán 3 kilómetros de descenso hasta la línea de meta

El nostre ciutat