Actualizado:
20 noviembre 2017
10:13

La Xylella fastidiosa ya afecta a almendros de nuestra comarca

Afecta a parcelas de balones, además el comtat se encuentra en la zona de contención
Comarca | 05-09-2017 | facebook yahoo twitter

El laboratorio nacional de referencia del IVIA ha confirmado nuevos positivos de la bacteria Xylella fastidiosa en la provincia de Alicante, concretamente en Balones y Alcalalí. La detección ha sido comunicada a la Comisión Europea tras informar la Generalitat al Gobierno de España.

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, informó ayer a los alcaldes alicantinos asistentes a la reunión convocada en colaboración con la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) casi al mismo tiempo que se dió a conocer la novedad al sector agrario.

Se ha detectado la presencia de la bacteria en 26 nuevas parcelas de almendros, 23 de ellas dentro de la zona demarcada de la comarca de la Marina Baixa por los dos brotes precedentes y el resto a menos de 4 km. de aquella, concretamente en Balones y Alcalalí. En las nuevas parcelas infectadas, y 100 metros a la redonda, se van a realizar tratamientos insecticidas contra los posibles vectores. Posteriormente, se procederá al arranque y destrucción del material afectado por trituración in situ, y siguiendo las obligaciones contempladas en la normativa europea. Todas las muestras positivas hasta la fecha han sido de almendro, de la subespecie multiplex.

Tras la detección del primer brote de ‘Xyella’, la Conselleria preparó un Plan de Acción -basado en los planes de contingencia vigentes- que se remitió al Ministerio y la UE. El plan incluye la descripción de la estructura y la organización de las prospecciones en marcha y establece el número de exámenes visuales, muestras y análisis de laboratorio que deberán de incluir, así como la metodología a adoptar.

El plan de contingencia de la Comunidad Valenciana dispone de más de 1.160 puntos de seguimiento de vectores de ‘Xylella fastidiosa’ mediante trampas cromotrópicas amarillas, distribuidas por plantaciones (cítricos y olivos), puntos de entrada (puertos, aeropuertos) y viveros. Todas las muestras de posibles vectores se analizan desde 2015 y todos los resultados han sido negativos. Cebrián aclaró que se sigue realizando una prospección intensa en la nueva zona demarcada, con el fin de determinar el alcance del brote. Existen 30 puntos de seguimiento con trampas cromotropicas en los alrededores de las parcelas infectadas. La nueva zona demarcada, que incluye las 26 parcelas infectadas más un radio alrededor de 10 km., comprende una superficie de 110.000 hectáreas. Abarca prácticamente todos los municipios del Comtat.

La conselleria ha puesto en marcha una página web específica y ha habilitado un teléfono de atención al ciudadano (900 532 000), así como un email (xylella@gva.es) para atender las consultas y avisos que surjan.

El nostre ciutat