Actualizado:
24 octubre 2017
01:00

La alcaldesa de Muro pide disculpas a la Policía Local

Los agentes denunciaron que les recriminó mientras multaban vehículos que impedían el paso
Comarca | 08-10-2017 | facebook yahoo twitter

La alcaldesa de Muro, Jacquelín Cerdá y la concejala de Seguridad Ciudadana, Carolina Iváñez, han pedido disculpas por la actuación que tuvieron el pasado 1 de octubre por la mañana con la Policía Local, mientras los agentes realizaban sus funciones. Según informaron en un comunicado los sindicatos SIPOL, SPPLB y CSIF, la mañana del domingo recibieron numerosos avisos vecinales así como un requerimiento de la Guardia Civil, informando de la existencia de numerosos vehículos mal estacionados en la calle Ausiàs March, que dificultaban la circulación. Por este motivo acudieron a intentar solucionar la situación.

Según explican los policías, al no lograr localizar a los conductores de los vehículos mal estacionados “se vieron obligados a proceder a redactar boletines de denuncia por la infracción de estacionamiento indebido, para requerir a continuación los servicios de grúa y normalizar la circulación de la señalada calle”. Indican que en esos momentos “se personó la alcaldesa, en compañía de la concejala de Policía, siendo que la primera se dirigió verbalmente a los funcionarios, y les increpó por su actuación, desautorizando la misma, es decir, colaborando con la situación anómala de dificultad del tráfico que se pretendía resolver”.

El comunicado afirma que la “alcaldesa parecía comportarse de forma incomprensible, pues llamaba la atención de los vecinos para que la atendieran en su desacertada conducta, llegando incluso a interrumpir el paso de los que pasaban para recabar su atención más precisa, de manera que pudieran observar con detalle la recriminación que la primera autoridad municipal desplegaba contra los agentes”.

Los sindicatos policiales también denuncian amenazas de Jacquelín Cerdá, ya que dicen que les indicó que “a partir de ahora se rompen todas las negociaciones con el colectivo de la Policía, y van a tomar serias medidas, aunque para ello afecte a los derechos laborales, los cuadrantes de servicio”, así como que se iban a establecer “patrullas unipersonales, y que iban a actuar a mala fé contra el colectivo policial, tal y como éste se merece”. En el comunicado afirman que la alcaldesa confundió “el ejercicio de las funciones legales de los funcionarios policiales, con reclamaciones de índole laboral que han realizado y pueden realizar como colectivo”.

LAS DISCULPAS

La alcaldesa, Jacquelín Cerdá, ha pedido disculpas y ha atribuido su actuación a los nervios y a la situación de tensión que están viviendo en Muro con la Policía Local, ya que tal y como informamos en este periódico los agentes les reclaman distintas reivindicaciones. Desde el gobierno de Muro, también explican “que en ningún momento querían deslegitimar la actuación de los agentes, que no hubo intención de humillarlos, y que se intentó que los vecinos presentes no se enfrentaran con ellos”.

El nostre ciutat