Actualizado:
17 noviembre 2017
18:56

La conexión argentina del PAS hace estragos

Los de Sergio Punset no dejaron ni respirar con un juego muy dinámico y de gran despliegue físico por toda la pista
Deportes | 17-10-2017 | facebook yahoo twitter

Tardará en olvidarse una exhibición como la que se ofreció el PAS Alcoy en su estreno liguero ante el histórico Voltregà. Subidos a la espalda de la conexión argentina, sublimes todo el partido, los de Sergi Punset completaron una actuación memorable, repleta de fuerza, con un hockey tremendamente consistente en el que apenas dejaron respirar a un rival en construcción que trata de reponerse tras alguna marcha significativa durante el verano, pero que viene de ser finalista de la Supercopa contra el Barça tras eliminar al Liceo.

Fue un partido donde brilló el conjunto pero sobre todo afloraron algunas individualidades. Maxi Oruste necesitó muy poco para hacer olvidar de un plumazo a Ferran Formatjé. El internacional argentino no tiene la magia ni la genialidad del gironí, pero es omnipresente con un despliegue físico que acabó contagiando a todos sus compañeros. Se le vio por todos los lados, abarcando una amplia zona de la pista, además de demostrar con un doblete ser un depredador del área.

OTRO ROL DENTRO DEL EQUIPO

A su lado un imperial Fran Roca, cuya aportación al funcionamiento del equipo ha crecido como la espuma. El defensor ha dejado atrás su rol de jugador gris, con poco protagonismo en ataque, para convertirse en el mejor socio de Maxi Oruste. Firmó dos golazos, ambos llegando desde atrás y resolviendo como un delantero con mucha hambre.

El tercero invitado a la fiesta de inauguración de la nueva temporada fue Tutti Baeli, que se sumó al festín goleador con un doblete. Se encargó de abrir el marcador con un disparo marca de la casa que tocó en un rival y acabó en el fondo de la portería. En la segunda parte anotó el 4-0 a bola parada tras un penalti cometido sobre Maxi Oruste.

Mención aparte merece Guiri, uno de los jugadores más queridos por la afición, otra vez esencial en los momentos más delicados, que frente al Voltregà los hubo y se encargó de resolverlos con la naturalidad e intuición que le caracterizan.

PERFECTO A BOLA PARADA

Uno de los grandes de la OK Liga, Gerard Teixidó, consiguió superarle en lo que fue el 4-1 en el minuto 33, aunque el veterano 21 del Voltregà tuvo que resignarse en las otras dos ocasiones que se enfrentó a Guiri a bola parada. Otro recital, en definitiva, del meta azulgrana que sustuvo al PAS Alcoy en los momentos donde el rival apretó y mereció algún gol más.

En este capítulo de destacados también merece su propio apartado Mathias Arnáez, que si bien no brilló como sus tres compatriotas, defensivamente siempre estuvo a un nivel muy alto y las veces que se incorporó al ataque lo hizo con mucho peligro.

Roc Llisà, por su parte, demostró que puede ser un jugador muy aprovechable. Su mayor virtud es la movilidad. Quizás le falte algo de cuerpo para fajarse con defensas fornidas pero tiene un hockey muy fresco que puede encajar a la perfección en la dinámica del equipo.

Fueron seis los goles que subieron al marcador pero perfectamente pudieron ser otros seis porque ocasiones hubieron para todos los gustos, con varios mano a mano con el meta Blai Roca, además de un penalti cometido sobre Mathias Arnáez que acabó fallando Tutti Baeli.

El nostre ciutat