Actualizado:
20 agosto 2017
20:43

La maldición del liderato deja al Deportivo sin el premio gordo

Los de Toni Seligrat se quedan con la miel en los labios tras empatar con el Badalona
Deportes | 05-03-2017 | facebook yahoo twitter

Sigue la maldición del liderato para el Alcoyano que otra vez se ha quedado con la miel en los labios tras el tropiezo de ayer del Barça B en el Mini Estadi ante el Levante B y una semana más seguirá ocupando el segundo puesto de la tabla tras no pasar del empate sin goles ante el Badalona.

Los de Toni Seligrat trataron de echar el resto tras el descanso, poniendo sobre el césped a toda su artillería, pero a pesar del notable esfuerzo y las ocasiones creadas el marcador no se movió y eso sí, el equipo logró mantener su imbatibilidad en casa, siendo ya 28 los partidos sin perder en el Collao.

De salida, el Alcoyano intentó poner un alto ritmo de partido buscando sorprender la férrea defensa de cinco del Badalona. Los de Toni Seligrat buscaron abrir espacios y jugar entre líneas con el regreso a la titularidad de Gato y tratando de aprovechar el buen momento de Jorge Hernández y López Silva por los costados.

Sin embargo, no lo tuvo fácil ante el hermetismo visitante que tejió una tupida tela de araña en torno al veterano Morales que le fue imposible romper al Alcoyano. Los minutos parecían que jugaban a favor del Badalona, mientras que los blanquiazules no cesaban en su empeño de encontrar esa ocasión que les diera ventaja en el marcador.

En el minuto 21 estuvieron a punto de conseguirlo, en una de las pocas veces que Gato le ganó la espalda a la zaga escapulada y logró plantarse delante de Morales, pero su intencionado disparo abajo y buscando el palo contrario lo terminó adivinando el meta visitante, que a sus 41 años sigue siendo uno de los mejores guardametas de la categoría.

De aquí al final del primer tiempo poco que reseñar, al menos en las dos áreas, mucha disputa, dominio absoluto del Alcoyano, pero sin que ello se traduciera en nada cara al resultado.

En la reanudación, se quedó en vestuarios Mario Fuentes, lesionado en el tobillo, y entró en su lugar Pau Bosch, si bien Toni Seligrat al ver que el panorama para su equipo no cambiaba decidió quemar sus naves y puso sobre el césped todo el arsenal ofensivo que le quedaba en el banquillo, dando entrada primero a José García y después a David Torres con media hora aún por jugarse.

Fue Fran Miranda quien estuvo más cerca de abrir el marcador en esta fase del partido. En la estrategia, donde el Alcoyano se muestra especialmente cómodo, a punto estuvo de adelantarse en el minuto 62. Una falta lateral lanzada por López Silva es rematada en el segundo palo por el mediocentro extremeño, que tras elevarse por encima de la defensa del Badalona acabó rematando de cabeza por encima del larguero.

Cuatro minutos después, centro desde la derecha de Barreda, Fran Grima que cede mal a un compañero, el balón acaba en las botas de Mariano y su disparo en boca de gol, primero golpea en un poste y luego en el otro tras pasearse por la línea de portería. Esta acción terminó de encender la grada del Collao que empezó a rugir con el grito de ¡Deportivo, Deportivo!

Faltaba ese gol que no terminaba de llegar y que en el minuto 79 estuvo a punto de subir al marcador. José García pone un balón perfecto a Mariano, que jugándose el tipo logra rematar de cabeza que en un alarde de reflejos lo desvía a córner Morales.

Pese al empuje final, con la afición volcada con el equipo, el marcador no se movió y pese al traspiés los jugadores fueron despedidos con aplausos como premio al enorme esfuerzo realizado.

Ficha técnica: Alcoyano: Marc Martínez, Barreda, Mario Fuentes (46’ Pau Bosch), Tomás Ruso, Navarro, Jorge Hernández (53’ José García), Jony Ñíguez, Fran Miranda, López Silva (62’ David Torres), Gato y Mariano. Badalona: Morales, Adriá Parera, Aleix Coch, Moyano, Fran Grima, Moha (81’ Iván Guzmán), Sergio Maestre, Toni Lao, Víctor García (76’ Carlos Calvo), Sandro (63’ Musa) y Gerard Oliva. Árbitro: José Joaquín Gallego (Murciano). Amonestó a los locales Mariano, Navarro y Jony Ñíguez y al visitante Sergio Maestre.

El nostre ciutat