Actualizado:
21 abril 2018
22:45

Las insuficientes ayudas del Gobierno de Alcoy a PYMES y Autónomos. JAUME BRONTONS. Equipo de Comunicación del CERCLE DE PODEM ALCOY.

Multidifusion | 18-12-2017 | facebook yahoo twitter

Un año más el proyecto “INMPULS 2017”echa a andar. La trayectoria de estos proyectos que, parecen ser el proyecto casi más serio que tiene el Ayuntamiento de Alcoy para un sector como el pequeño y medio empresario y el autónomo, que son en parte el sector que más ha sufrido la crisis económica, parece no ser tan exitosa como se nos plantea.

Desde el Gobierno Municipal están muy orgullosos con el proyecto “INMPULS” para ellos es todo un éxito. Pero los datos a los que asistimos en cuanto a los resultados no parecen reflejar ese optimismo. De las dotaciones económicas designadas (siempre entorno a los 75.000 euros anuales, únicamente un 0,0014% de los 53 millones de euros de presupuesto municipal) sólo se han concedido en los dos ejercicios 2015 y 2016 en que ha transcurrido el mismo, 39.000 y 33.000 euros respectivamente. Pensará uno al leer este dato, ¿será porque la gente que quiere emprender un negocio o buscar ayuda para sostener el suyo, no sabe que están estas ayudas en vigencia? ¿O más bien, será por los impedimentos para concederlo que siguen existiendo y que crea un desánimo en los posibles receptores de estas ayudas? ¿O por el interés manifiesto del Ayuntamiento de propiciar muchas veces más que el contenido y el fondo de sus programas, la propaganda de divulgar lo que hace o pretende hacer?

Indudablemente, estos datos son más favorables que los del anterior Consistorio del PP, que estaba en otras cosas como los megaproyectos, muchos de ellos fallidos, donde se ha dilapidado dinero de los alcoyanos y acompañados de sobrecostes y litigios judiciales, pero ¿esto es lo mejor que puede ofrecer el gobierno local para apoyar a los sectores económicos más desfavorecidos por la crisis?

En fin, acudimos una vez más a la forma de hacer política desde siempre, desde que nos acordamos, de los partidos del Sistema que actúan mirándose el ombligo, ajenos en la mayoría de ocasiones a todo lo que se mueve a su alrededor. Nos han sobrado en los dos ejercicios anteriores del proyecto INMPULS, entorno al 50% de lo presupuestado para ayudar a ese sector tan maltratado del autónomo y del pequeño empresario, y sus gestores tan complacidos con el resultado. Mientras, la ciudad sigue con una de las tasas de desempleo más altas entre las poblaciones próximas, con un entramado industrial casi desaparecido y con las PYMES y autónomos llenos de ingentes necesidades.

Creemos sinceramente que si no se ejecuta todo lo presupuestado , el sobrante de los proyectos INMPULSA se tendría que reinvertir para ampliar su finalidad, pudiendo llegar a muchos autónomos o bien durante los primeros momentos de inicio de su actividad, cuando más les cuesta sobrevivir, o también el posibilitar ésta misma medida para otros autónomos que estén al “borde del cierre” de sus negocios y ver la posibilidad real que hay de reflotarlos. En definitiva, consideramos que el panorama no es para estar tan orgullosos y que queda mucho trabajo por delante para poder impulsar la economía local y que por parte del Gobierno haría falta un poco más de compromiso y menos “bombo y platillo” en sus programas.

El nostre ciutat