Actualizado:
19 agosto 2017
20:18

Los vecinos del Tossal piden una solución ya

El proceso de remodelación no llega y los vecinos no aguantan más
Actualidad | 19-02-2017 | facebook yahoo twitter

Las obras de alcantarillado de la calle Metge Salvador García Muñoz, ubicada en el barrio del Viaducto, traen cola. Dicha actuación, llevada a cabo a finales de 2015, no quedó en condiciones óptimas, según han denunciado reiteradamente los vecinos de la zona. La nueva red finalizaba acometiendo al pozo existente del antiguo alcantarillado en el cruce de la citada calle con Tossal, pozo que al parecer quedó taponado durante las obras y ha traído consecuencias.

A esto se une posteriormente, el retraso de la mejora del alcantarillado de la calle Tossal, obras que debía acometer la Diputación Provincial de Alicante y que se anunciaron en mayo del año pasado. “Hace mucho tiempo que estamos esperando, nos parece que son obras de emergencia, necesarias y urgentes, es lamentable que nos tengan así”, se queja uno de los vecinos afectados.

La falta de una red de alcantarillado adecuada provoca filtraciones en el terreno y problemas de humedades en viviendas, tal y como señalan los propietarios. Un problema que se agrava en caso de fuertes lluvias, como ha ocurrido en los últimos meses. Los vecinos aseguran que el agravamiento del alcantarillado existente parece ser consecuencia de las obras de la calle Metge Salvador García Muñoz, “que no dejaron en condiciones óptimas de funcionamiento el pozo de conexión”, denuncian.

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez, informa que su departamento efectúa puntualmente el vaciado de aguas residuales de los pozos existentes en el Tossal, si bien recalca que la obra pendiente depende de Diputación y el Ayuntamiento poco puede intervenir a la hora de agilizar el proyecto. Sobre el mismo, explica que el inicio de las obras se supone inminente, a falta de la autorización final que debe aprobar el organismo provincial.

Mientras, los vecinos, además de denunciar públicamente el problema que padecen, han presentado una instancia en el Ayuntamiento solicitando que se reclame a quien proceda la responsabilidad de los daños. Recuerdan que el terreno en la zona presenta unas características muy particulares, con tendencia a que se produzcan corrimientos de tierra, por lo que se hace aún más necesaria si cabe la intervención inmediata en el alcantarillado.

Las obras pendientes estaban valoradas en unos 84.000 euros, un presupuesto que ha sido ampliado.

El nostre ciutat