Actualizado:
17 diciembre 2017
20:02

Las exportaciones del textil han aumentado un 6’1% el último año

Más del 60% de las ventas al exterior tienen como destino la Unión Europea
Economía | 03-12-2017 | facebook yahoo twitter

Las exportaciones del textil-confección de la Comunitat Valenciana en su conjunto han alcanzado la cifra de 857 millones de euros, aumentando las exportaciones un 6,1% respecto al año anterior (último de referencia), creciendo también las importaciones pero a un ritmo inferior que las exportaciones. A resaltar en las exportaciones el crecimiento de dos dígitos de las prendas de vestir, tanto de punto como de confección, +14,4% y 15,1%, respectivamente, y el buen ritmo de los tejidos (+8,2%) y las alfombras y recubrimientos (+9,3%).

Las exportaciones que más han aumentado son las dirigidas a los países del Norte de África (+8,7) y a la Unión Europea (7,5%). Las ventas a Asia se han mantenido y las destinadas a América han crecido un 1,5%. Más del 60% de las ventas al exterior tienen como destino la UE, el 15% son para los países del área mediterránea, el 11% son para el mercado americano y el 7% están dirigidas a Asia. Los principales clientes son Francia, Italia, Alemania, Marruecos y Portugal, que representan el 45% del total de las ventas exteriores.

El 50% de las importaciones provienen de Asia, casi el 40% de la UE. Sólo China representa el 27% del total de las importaciones del textil-confección de la Comunitat Valenciana. Las importaciones que más han aumentado son las provenientes del continente americano. Los principales proveedores son China, Italia, Paquistán, India y Turquía, que representan el 55% del total importado.

Las perspectivas son de incertidumbre por el Brexit, la política que está emprendiendo Estados Unidos y los problemas políticos internos propios de carácter territorial, aunque el crecimiento que se prevé para la Comunitat Valenciana para el presente ejercicio es de un 2,5%, faltará por conocer finalmente la influencia y el impacto que en la parte final de año tendrán los factores mencionados. No obstante, el clima empresarial es más optimista y como consecuencia la inversión de las empresas se ha acelerado.