Actualizado:
25 abril 2018
01:00

“Pensé que ya no volvería a correr”

Rafa Valls ha vuelto a la carretera tras ser presentado en el movistar
Deportes | 26-12-2017 | facebook yahoo twitter

Hace una semana que ha empezado a acumular kilómetros encima de la Canyon, su nueva arma de trabajo. Hasta entonces su día a día transcurría entre largas sesiones de rehabilitación, piscina y gimnasio. Empieza a quedar lejos aunque aún tiene muy fresco en su memoria aquella mañana del 7 de agosto.

Acababa de volver de la Vuelta a Polonia y estaba preparando su participación en la Vuelta a España donde su equipo, los belgas del Lotto Soudal, iban a darle galones para ser jefe de filas y pelear por una buena clasificación en la general de una de las tres grandes. Había preparado con una concentración en Sierra Nevada esta carrera que pasaba por nuestra ciudad con final en Xorret de Catí.

Fue una de esas caídas tontas, cerca de Banyeres, al final de un exigente día de entrenamiento, el que llevó a Rafa Valls, de 30 años, a tener que renunciar por segundo año a su participación en la Vuelta y pasar con urgencia por el quirófano.

Fue intervenido en Alicante de una rotura del fémur, una lesión que le tuvo al borde del adiós al ciclismo y le ha dejado como secuela tres tornillos que fijan su cadera.

–¿Llegáste a pensar que el ciclismo se acababa? –Me llegó a pasar por la cabeza, sobre todo después de escuchar la opinión de un médico que me dijo que fuera olvidándome de volver a competir. Mi equipo quería que me operara en Bélgica, donde están sus médicos, pero yo quise hacerlo de urgencia en Alicante, entre otras cosas porque en este tipo de operaciones es importante ganar el máximo de tiempo. Afortunadamente me puse en manos de dos cirujanos que hicieron un trabajo increíble con la cadera

–¿Cómo va la recuperación? –Muy bien, ha sido larga y dura pero ya estoy volviendo poco a poco a la rutina de antes de la caída. He dejado de ir a rehabilitación todos los días, ahora voy una vez por semana para descargar y llevo unos días entrenando en serio y haciendo carretera. Sobre todo ahora es muy importante adquirir mucha base e ir incrementando el volumen y la intensidad de los entrenamientos. Han sido dos meses sin apoyar el pie en el suelo y he perdido toda la musculatura. Será cuestión de tiempo ganar músculo y recuperar la movilidad.

–Y entre tantos días de rehabilitación y gimnasio, surge el fichaje por el Movistar, que en ciclismo son palabras mayores. Pensar en la escuadra navarra es hablar de varios de los grandes mitos ciclistas de este país como Induráin y Perico Delgado o en la actualidad de Valverde, Nairo Quintana y Mikel Landa, llamado a liderar la actual generación. Sin duda alguna, la mejor medicina posible para curarse y volver a la normalidad –Les estaré eternamente agradecido por haber confiando en mi en un momento tan difícil de mi carrera. Había sufrido varias caídas, algunas importantes y serias, pero esta ha sido la más grave. Pocos equipos se atreven a lanzarse a por un corredor que acaba de lesionarse de la cadera y no sabes cual será su evolución. Encima estamos hablando del Movistar, que es uno de los mejores equipos del mundo, pero aún así han confiado en mí y correré con ellos la próxima temporada. Es cierto que su interés no era nuevo, que en otras ocasiones hubo algún acercamiento, pero no se terminó haciendo el fichaje. Ahora solo quiero demostrarles que ha valido la pena contratarme.

–¿Cuáles son tus objetivos para esta nueva etapa profesional? –No hay nada definido, ellos me han preguntado y hemos hablado algo, si bien no me han puesto ningún tipo de presión diciéndome que quieren que corra esta o aquella carrera. Quiero ir quemando etapas para poco a poco volver al nivel que tenía antes de la caída. Ahora mismo no quiero pensar ni en fechas ni en carreras, solo en entrenar y tener una buena base para volver a competir con garantías. Me habría ilusionado mucho haber podido correr la Vuelta a la Comunidad Valenciana que este año tiene final de etapa en Cocentaina, pero no llegaré a tiempo. Comienza el 30 de enero y será todo demasiado precipitado. Han sido más de cuatro meses sin poder subirme a una bicicleta y en un mes no tendré el suficiente rodaje para ponerme un dorsal. Me gustaría volver a poder competir a finales de febrero o principios de marzo.

–¿Tour de Francia o Vuelta a España? –Si tuviera que elegir, me inclinaría por el Tour de Francia. Allí me di a conocer y es una carrera de la que guardo grandes recuerdos. La Vuelta a España es mi asignatura pendiente. Llevo dos años quedándome a las puertas de poder disputarla tras prepararla a tope. Este año llegué muy bien al tramo final de la preparación. Estaba con muchas ganas de hacer una gran Vuelta a España y destacar. Ahora mismo veo complicado que vaya al Tour de Francia por su perfil. El equipo tiene previsto acudir con Quintana, Valverde y Landa y los primeros diez días van a ser etapas llanas, con mucho pavés y viento y será muy importante para el equipo no perder tiempo para luego tener opciones cuando empiece la montaña. Además, este año la UCI quiere que seamos un ciclista menos, con equipos de ocho, con lo que las posibilidades se reducen aún más. Dependerá también de cómo me vaya al principio, si empiezo pronto a competir igual tengo que hacer el Giro de Italia y si lo hago más tarde, tendré que esperar a la Vuelta a España.

VUELTA AL PELOTÓN ESPAÑOL El fichaje por el Movistar supone el regreso de Rafa Valls al pelotón nacional tras cuatro temporadas en escuadras extranjeras. Una etapa que comenzó en la temporada 12/13, con su fichaje por los holandeses del Vancasoleil. Al año siguiente recaló en el Lampre italiano y las dos últimas temporadas ha corrido para los belgas del Lotto-Soudal. El contestano ha disputado dos Giros, cuatro Tours y dos Vueltas. Ahora en el Movistar deberá variar su rol en la carretera para hacer de gregario en un equipo con tres líderes.

El nostre ciutat