Actualizado:
24 septiembre 2017
18:12

Plantea bajar la ratio a 20 niños para evitar el cierre de aulas

El concejal de Educación propone esta medida para ajustar la oferta a la demanda
Actualidad | 29-03-2017 | facebook yahoo twitter

El descenso de la natalidad agudizado por la crisis económica trae de cabeza al sector de la educación, en especial a la concertada, que contempla con preocupación la posible supresión de aulas ante la falta de demanda, tal y como ocurrió el pasado año. Para evitar problemas, el concejal de Educación plantea la posibilidad de bajar la ratio en las aulas, pasando de los 25 alumnos como máximo actuales, a “20 o 21, según se acordase en el Consell Escolar Municipal”, señala el edil Alberto Belda, quien recuerda que ya elevó esta misma propuesta al órgano de consulta municipal hace cuatro años, pero no logró fructificar.

El problema del descenso de demanda de plazas en Infantil y la medida que Belda propone como solución, fue uno de los temas abordados durante la reunión celebrada la pasada semana entre representantes de las AMPAs (asociaciones de padres), sindicatos, directores de centros concertados, el alcalde Toni Francés y el concejal de Educación, en la que los colegios trasladaron a los representantes municipales su preocupación ante la inminente finalización de los conciertos educativos, que Conselleria renueva cada cuatro años. Esta inquietud se centra en cómo puede afectar esta renovación a los colegios, especialmente en la etapa de Infantil.

Belda ha explicado que una rebaja en la ratio permitiría ajustar la oferta y la demanda e insiste en la necesidad de adoptar este tipo de medidas con suficiente antelación, de cara a evitar situaciones como la ocurrida el pasado año, cuando Conselleria anunció la supresión de unidades en varios centros de Alcoy. Así, por ejemplo, advierte que la previsión de cara a dentro de dos cursos es de solo cubrir 18 plazas por unidad (teniendo en cuenta las existentes en la actualidad), por lo que considera urgente establecer algún tipo de pacto local.

El edil recuerda, además, que una rebaja del número de alumnos por aula redundaría en una mayor calidad educativa, ya que permite atender mejor las necesidades del alumnado.

El nostre ciutat