Actualizado:
18 octubre 2017
19:00

Por suerte, no estamos solos. AMALIA PAYÁ. Concejala del PP en Alcoy

Multidifusion | 19-05-2017 | facebook yahoo twitter

Resulta reconfortante saber que por muy duras que sean las situaciones que se nos presentan en la vida, siempre existirá alguien que no nos dejará caer. A esta conclusión, que a priori puede resultar algo gratuita, he llegado después de conocer a una serie de personas, que de forma voluntaria o profesionalmente, pero con muy pocos recursos, apoyan a través de asociaciones, esas difíciles circunstancias con las que tenemos que lidiar a lo largo de nuestra vida.

Personas de gran calidad humana, que sacrifican su tiempo y su dinero, por ayudar a aquel que lo necesita, sea cual sea la situación que sufra, violencia, precariedad económica, enfermedad o discapacidad, consiguiendo que, este sea un mundo mejor, en esos difíciles momentos.

Una de estas asociaciones que más me ha sorprendido, por la valentía de las personas que trabajan en ella, por los escasos recursos con los que cuentan y por la labor que realizan es ACOVIFA, la Asociación contra la violencia de género y familiar de Alcoy y Comarca.

Esta asociación presta sus servicios de forma voluntaria desde 2007. En 2011 se constituyó finalmente y a partir de agosto de 2016 se profesionaliza con la contratación de una trabajadora social y una psicóloga. Con tan solo dos personas, muy pocos recursos y escaso apoyo institucional, ofrecen atención psicológica y social a víctimas de violencia de género, acoso escolar, acoso laboral y a las víctimas de cualquier tipo de violencia en las relaciones personales, allá donde los servicios públicos no llegan.

Pues bien, en menos de un año, han iniciado alrededor de 80 expedientes, esto son 80 dramas personales y familiares. 80 personas a las que esta asociación, viendo peligrar en ocasiones su integridad física, ha arropado de inmediato en un primer contacto. Les ha aportado información, orientación, asesoramiento sobre los recursos existentes y apoyo psicológico, para reducir el impacto social y psicológico derivado de la situación de violencia. Los recursos públicos en Alcoy para apoyar a las víctimas de violencia de género, no tienen servicios sociales especializados en esta problemática. La Oficina de Atención a las víctimas del Delito (OAVD), ofrece un asesoramiento jurídico imprescindible. La UFAM, Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional, trabaja interponiendo denuncias y cumpliendo órdenes de alejamiento. Ambos se coordinan con esta asociación, siendo todos ellos servicios complementarios.

No hay duda de que cada vez estamos más concienciados del gravísimo problema que supone la violencia de género. Por ello, cuando desde esta asociación se convoca algún acto en repulsa a este tipo de violencia, no dudamos en acudir. Allí que nos concentramos políticos, colectivos especialmente involucrados con esta asociación, buena parte de la población y una gran cobertura de medios de comunicación.

Con todo esto, desde ACOVIFA perciben un gran apoyo de la mayor parte de la sociedad. Hasta que acaba la parte visible de su trabajo, después, cuando viene lo más importante, la cruel realidad que proporciona el día a día, en un solitario despacho, solo quedan dos mujeres trabajando codo con codo y altas dosis de coraje. Escaso apoyo público y privado, lo que dificulta más la gran labor que realizan y hace que sea más admirable

El nostre ciutat