Actualizado:
23 mayo 2018
18:05
Jordi Reig

Preguntas

| 08-05-2018 | facebook twitter

Quien iba a decir al inicio de la temporada que la permanencia iba a ser el objetivo, un Deportivo instalado los últimos años en la zona alta de la liga y que venía de disputar el playoff de ascenso. Todo hacía presagiar que sería de nuevo candidato a intentar subir a la división de plata española. ¿Qué es lo que ha terminado sucediendo? La temporada ha sido en muchas fases una pesadilla, sobre todo jugando como local. ¿Mala planificación? ¿Fue un error apostar por Aparicio? ¿Fue debido a que tras la marcha de Seligrat la dirección deportiva no supo o no pudo reaccionar? ¿Se erró en los fichajes? ¿Qué fue de la cantera? ¿Es normal que no haya ni tan siquiera disputando minutos jugadores de la comarca? ¿Está tan mal económicamente la entidad que ya no es el Deportivo una opción a tener en cuenta por los jugadores? ¿Es Hita quien maneja a su antojo la política de fichajes? ¿Por qué muchos de los fichajes han sido un auténtico desastre? Cubero esa guinda del pastel que nunca convenció, jugadores que sabiendo de sus problemas físicos como Eldin apenas han podido rendir u otros que muchos aficionados ni tan siquiera saben que forman parte de la plantilla. Y para dirigir la plantilla tres entrenadores en una única temporada, ¿cuánto hacía que no pasaba? Así es muy difícil para los jugadores tener la confianza necesaria para rendir a su nivel y es que en esta liga podemos dar muchos nombres que por lesiones, suplencias o diversos motivos no han rendido al nivel que se les presuponía. Por suerte los rivales han sido peores que nuestro Deportivo y junto al maquillaje de los últimos partidos en casa donde con goles, no con juego, la permanencia ha sido sellada. Porque creo que en algunos partidos de la primera vuelta el equipo hizo más méritos en casa pero andaba negado cara el gol, ahora prácticamente les entra todo en el Collao. Temporada para olvidar con una afición totalmente desencantada y no expresó su malestar con el equipo, de haberse dado esta situación quizá todo hubiera sido peor.

El nostre ciutat