Actualizado:
23 marzo 2017
17:04
Mascotas | 16-03-2017 | facebook yahoo twitter

Primer perro de asistencia entrenado totalmente en Alcoy

Vanesa Carbonell, Educadora/entrenadora canina de Diéresis Animal

Aunque ya hemos hablado en artículos anteriores sobre la labor que realizan los perros de asistencia, esta semana recordaremos parte de sus funciones por un motivo muy importante, Diéresis animal va a preparar el primer perro de asistencia entrenado íntegramente en Alcoy para una niña muy especial, Lola.

Lola es una niña con síndrome IDIC15, un síndrome muy poco conocido y que se caracteriza por la aparición de un cromosoma 15 extra. La variabilidad de síntomas es extensa, pero casi todos comparten tres características principales: trastorno del espectro autista, hipotonía generalizada y discapacidad cognitiva de leve a severa. Muchas de las personas que tienen IDIC15 nunca llegan a desarrollar lenguaje, otras en cambio son altamente verbales. En el período infantil y juvenil, son niños dependientes que requieren de atención las 24 horas. Es conveniente recordar que los síndromes que comparten rasgos autistas no son enfermedades, por lo que no tienen cura; son condiciones o formas diferentes de desarrollo. Adaptando el aprendizaje y ambiente a las características de estos síndromes podemos mejorar la calidad de vida de las personas con rasgos autistas de manera notoria, y en estos, los perros entrenados para tal fin son muy buenos.

Desde Diéresis animal, vamos a preparar a una perra muy especial para Lola, vamos a entrenar y entregar una perra de asistencia para niños con autismo, o como son conocidos internacionalmente, Autism dog.

Recordemos un poco mejor qué es un perro de asistencia, y qué tipos de perros de asistencia existen.

Un perro de asistencia es un perro específicamente entrenado para mejorar la calidad de vida de su usuario a través de diferentes comportamientos. Dentro de los perros de asistencia podemos encontrar:

•Perros de servicio Específicamente entrenados para personas con movilidad reducida, por lo general, personas que se desplazan en silla de ruedas. Estos perros mejoran la calidad de vida del usuario a través de comportamientos como abrir y cerrar puertas, traer objetos de cajones, apagar y encender luces, ayudar al usuario a desvestirse, recoger objetos que caen al suelo, etc. Todos estos comportamientos ayudan al usuario a tener más independencia en su día a día y hacer que su vida sea lo más similar posible a la de una persona sin esta condición.

•Medical detection dogs - Perro detector de diabetes Específicamente entrenados para detectar hipoglucemias de diabetes tipo 1. Estos perros “detectores” o medical detection dogs como se les conoce de forma internacional, son perros entrenados para detectar las bajadas de azúcar de su usuario incluso 20 minutos antes que los aparatos detectores convencionales, esto es así gracias a su alta capacidad olfativa, que se entrena en la detección mediante muestras de sudor, saliva y aliento durante una bajada de azúcar de su usuario. Una vez estos perros detectan una hipoglucemia, pueden reaccionar de diferentes maneras según necesite la familia, por ejemplo, despertando a los padres, llevando el kit de insulina al usuario, ladrando, etc. Son un gran apoyo para las familias que tienen niños con diabetes tipo 1 y que necesitan un control continuo de sus niveles de azúcar para evitar hipoglucemias. El abanico dentro de los medical detection dogs es amplio, existiendo incluso perros detectores de diferentes tipos de cáncer.

•Perros guía Son los más conocidos, perros específicamente entrenados para personas con discapacidad visual. Estos perros realizan comportamientos como marcar bordillos, direccionales, evitar obstáculos en el camino, etc.

•Perros señal Específicamente entrenados para personas con discapacidad auditiva. Estos perros mejoran la calidad de vida del usuario realizando comportamientos relacionados con sonidos cotidianos, como el timbre, el llanto de un bebé, el sonido de un electrodoméstico, la llamada de otra persona, el timbre del teléfono, etc.

•Perros de servicio para niños con autismo o Autism dogs Los Autism dogs son perros específicamente entrenados para niños con autismo o con rasgos autistas, y sus funciones como perros de asistencia son: control de anclaje y conductas de fuga, reducción de conductas de oposición, estimulación de la marcha, integración sensorial, relajación, mejora de los patrones de sueño, estimulación de la intención comunicativa y de la conducta verbal, entre otras. A parte de su función como perros de asistencia, estos perros pueden ser entrenados a su vez como perros de terapia viviendo dentro del núcleo familiar del usuario, por lo que los beneficios son ilimitados, siempre enfocados a las necesidades especiales de cada usuario en particular. Yo personalmente me formé específicamente como entrenadora de perros de asistencia, y recibí formación para preparar los siguientes tipos: perro de servicio, perro detector de diabetes, perro señal y Autism dogs.

Los perros de asistencia no se costean desde la familia del usuario, sino que suelen funcionar en base a patrocinios de empresas colaboradoras; y es en ese punto en el que nos encontramos ahora.

La perra asignada para Lola es Nana, una pequeña Golden Retriever nacida en noviembre de 2016 que con solo 4 meses, ya ha comenzado su entrenamiento en nuestra entidad para convertirse en una futura Autism dog. De momento nos espera un año de socialización y educación básica hasta poder comenzar su entrenamiento específico como perra de trabajo a partir del año de edad, pero como siempre decimos, ¡el trabajo más importante se da cuando son cachorros! Sin una buena socialización y educación básica, el entrenamiento específico posterior no sería posible. Estamos comenzando a crear los pilares que sustentarán a lo que seguro será una fantástica perra para Lola.

Seguiremos informando sobre la formación de este fantástico binomio.

El nostre ciutat