Actualizado:
23 mayo 2018
18:05

Proyecto Generación Espontánea: Afrontando ’Retos’

Una treintena de alumnos del Campus d’Alcoi acude al Salone del Mobile de Milano
Actualidad | 24-01-2018 | facebook yahoo twitter

Con el objetivo de empoderar a los estudiantes y ofrecerles la oportunidad de plantear sus propios proyectos, la Universitat Politècnica de València cuenta con un programa llamado “Generación Espontánea”, el cual aboga por fomentar y apoyar las actividades extracurrículares mediante una dotación económica. En el Campus de Alcoy, una de las formas que adopta esta iniciativa se conoce como programa “Retos”.

Juan Francisco Picó es el profesor que coordina este grupo de estudiantes; así define él sus objetivos: “el proyecto nace con el fin de poner incentivos dentro de la titulación; un grado no cubre todas las expectativas que los estudiantes pueden atesorar, por lo que les brindamos la posibilidad de desarrollar parte de su potencial”. El profesor destaca también el carácter interdisciplinar del grupo, donde a un grueso de estudiantes de ingeniería en diseño, se les unen los de otras titulaciones como como ingeniería informática o administración y dirección de empresas.

El objetivo que mueve a la treintena de alumnos que constituyen “Retos” es participar en el Salone del Mobile Milano, la prestigiosa feria del mueble y el diseño que este año se celebra entre el 17 y el 22 de abril en la citada ciudad transalpina. “Aunque el grupo lleva teniendo presencia en esta importante cita algunos años, no estaba claro que se pudiera repetir para esta edición” reconoce Picó; las causas: “empezamos el curso en septiembre y en noviembre la organización ya nos pedía documentación”. Finalmente la dedicación de los alumnos y profesores dio sus frutos y el Campus de Alcoy de la UPV volverá a estar presente en un evento, cabe decir, donde pocas universidades públicas tienen cabida; la gran mayoría de los grupos expositores son diseñadores noveles y escuelas de diseño privadas.

Jon Ander y María Pérez cursan el 4º año del grado de ingeniería en diseño y ya tienen experiencia previa en la feria, a la que han acudido en dos ocasiones. “El primer año el grupo iba un poco perdido, no obstante se consiguió dar la talla” afirma María, quien destaca el trabajo previo a la feria: “en la fase inicial del proyecto trabajamos con muchas ideas diferentes, muchas de las cuales tuvimos que descartar por su costosa viabilidad; eso nos ayudó a ser más pragmáticos y a realizar diseños que fueran más realizables”. Por su parte, Jon Ander nos habla de KUBIK, uno de los diseños que presentaron en la última feria: “se trataba de un sillón de forma cúbica apto tanto para el descanso como para el trabajo gracias a su doble respaldo y a un mesita intercambiable que pudiera adaptarse a personas zurdas y diestras. Además, contaba con componentes electrónicos que permitían la carga inalámbrica de dispositivos móviles, así como la carga mediante enchufes y la conexión de varios USB”.

Rafa es alumno de segundo de la misma titulación y este año se estrenará en la cita milanesa; sus aportaciones van en la línea de mejorar las prestaciones para gente de avanzada edad de un diseño en concreto.

Colaboraciones externas

Uno de los aspectos en los que Picó quiere incidir es en el carácter inclusivo del proyecto, al contar éste con la colaboración de empresas y centros ajenos a la universidad. Los diseños que elaboran los alumnos cuentan con el respaldo de empresas que se encargan de convertir esas ideas en objetos tangibles. De cara a los beneficios que estos agentes externos obtienen de su colaboración en el proyecto, el coordinador del grupo considera que, “a la vez de tener la posibilidad de captar a futuros trabajadores, las empresas cultivan también una fructífera relación con la universidad”. Durante este año el IES Cotes Baixes, con su amplia cantera de estudiantes cursando formación profesional, se ha unido a la lista de colaboradores.

Nos despedimos de Juan Francisco, conscientes de que seguirá planteando ‘retos’ a sus pupilos. Hacemos lo propio con Jon Ander, María y Rafa mediante la promesa de convertirse en grandes diseñadores; algo que no parece vaya a convertirse en un ‘reto’, a tenor de la ilusión y dedicación que desprenden sus palabras.

El nostre ciutat