Actualizado:
17 octubre 2017
01:00

Recogidos 150.902 kilos de ropa usada durante el año pasado

En Alcoy hay 30 contenedores, repartidos en los diferentes barrios
Actualidad | 27-02-2017 | facebook yahoo twitter

La recogida de ropa usada y residuos textiles en Alcoy alcanzó el año pasado algo más de 150 toneladas. Se trata de un servicio gestionado por Cáritas y el material recogido pasa por un proceso integral de selección y tratamiento a través de ‘Koopera, servicios ambientales’, que se encarga de someterlo a un trabajo de clasificación en el que los resultados del textil reutilizado y reciclado sean los máximos posibles.

El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, destaca que “Alcoy es una ciudad solidaria y comprometida con el medio ambiente, y año tras año vemos cómo aumenta el número de kilos de ropa depositada en los 30 contenedores que están distribuidos por toda la ciudad”.

Martínez añade que “con la recogida de ropa y calzado, la reutilización de estas piezas y su posterior venta en las tiendas Koopera, ayudamos a minimizar el cambio climático, ya que estas recogidas suponen reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, y también apostamos por proyectos sociales, devolviendo a la sociedad su solidaridad”.

Según los datos presentados por la concejalía de Medio Ambiente, el año pasado se recogieron en total 150.902 kilos de ropa y textil, y los meses en los que más se depositó en los contenedores fueron noviembre, octubre y junio, con 19.127, 17.041 y 15.648 kilos respectivamente.

Respecto al aumento de kilos recogido, apuntar que durante 2015 fueron 125.853, es decir, 25.049 menos que el año pasado. Así, el aumento del año pasado fue de alrededor del 20% respecto a 2015. Por barrio, en Zona Nord hay nueve contenedores, cinco en el Ensanche, y ese mismo número en Santa Rosa y Zona Alta, a los que sumar tres en Batoi, dos en el Centro y uno en el Viaducte.

La puesta en marcha de este servicio supuso la creación de tres puestos de trabajo para personas con difícil inserción laboral, por pertenecer a colectivos desfavorecidos, y se encargan de la recogida y tratamiento de la ropa. Se sumaron a los tres que ya tenía la entidad adscritos al proyecto.

El nostre ciutat