Actualizado:
24 noviembre 2017
01:00

Recta final para las obras de mejora del Pont de Sant Jordi

Está previsto que sea reabierto al tráfico a finales de agosto
Actualidad | 19-08-2017 | facebook yahoo twitter

El Pont de Sant Jordi ya encara la recta final de las obras, que empezaron a finales de junio y está previsto que sea reabierto al tráfico a finales de agosto, si bien la actuación seguirá en una acera algunos días más. La actuación, que el alcalde, Toni Francés, ha calificado como “compleja, y la más importante en las últimas décadas”, se centra en las aceras y calzada, buscando dar más protagonismo a los peatones, por lo que las aceras se han ensanchado y la calzada quedará para dos carriles de tráfico rodado en vez de los tres actuales, con la previsión de que haya un carril para cada sentido del tráfico.

No se ha previsto colocar barandillas protectoras entre la calzada y las aceras, si bien sí va a fijarse la velocidad a la que puede circularse por el puente de Sant Jordi a un máximo de 30 kilómetros por hora, una medida encaminada a la seguridad de los peatones.

Aunque la actuación se centra en el tablero, también se ha trabajado para reforzar las vigas con inyección de fibra de carbono y se ha instalado un puntal en el estribo recayente a la calle Balmes. En cualquier caso, tanto los pilares como los arcos serán objeto de una intervención propia, que se ejecutará el próximo año y que vendrá a completar la mejora del puente, después de una primera actuación llevada a cabo el año pasado a nivel ornamental y la que se desarrolla en estos momentos.

La actuación que está en marcha en estos momentos supone una inversión de algo más de 275.000 euros, que corren a cargo de las arcas municipales.

El nostre ciutat