Actualizado:
21 octubre 2017
01:00

Salir de la encrucijada

El Deportivo necesita con urgencia reencontrarse con la victoria tras los dos últimos tropiezos como visitante
Deportes | 02-04-2017 | facebook yahoo twitter

El enorme talento que suelen acompañar a los filiales del Espanyol, con jugadores normalmente muy preparados que están a punto de dar el salto al primer equipo o ya lo han dado, no se está viendo acompañado está temporada de buenos resultados y llevan una segunda vuelta en la que no logran levantar el vuelo y situarse en una posición más cómoda, que por calidad futbolística merecen. Son cinco jornadas –cuatro derrotas y un empate– sin ganar, lo que les lleva a afrontar el partido de esta tarde (18,30 horas) en el Collao con el agua al cuello y escaso margen de maniobra.

Una situación incómoda de la que el Alcoyano recela bastante porque desconoce el Espanyol B que tendrá enfrente, si un equipo herido y con ganas de dar mucha guerra o a unos jugadores tocados anímicamente que a la primera adversidad que les depare el partido se vengan abajo y arrojen la toalla. “Me resulta extraño verles en esa posición, en su casa les ganamos pero nos costó una barbaridad. Tienen mucho talento y jugadores que ya han debutado en Primera División”, desconfiaba ayer Barreda.

Tampoco en las filas blanquiazules están para tirar demasiados cohetes a pesar de su privilegiado segundo lugar en la tabla. Las derrotas en las dos últimas salidas han sido un jarro de agua fría al optimismo con el que entró el Deportivo al ciclo de las últimas diez jornadas de liga.

Seligrat cierra filas

Toni Seligrat trató de cerrar filas el viernes y pedir un último esfuerzo para caminar de la mano en este sprint final. “Hemos pasado de ser el equipo menos goleado a recibir 5 goles en tres partidos mientras que nosotros solo hemos sido capaces de hacer tres. La diferencia ha estado en la efectividad, nosotros nos ha costado convertir nuestras ocasiones y los rivales prácticamente cada oportunidad ha sido un gol”, desgranaba.

Tampoco el técnico quiso tirar balones fuera y culpar de este bache de resultados a la falta de efectivos en la plantilla. En el Municipal Sagnier del Prat tuvo que echar mano de la cantera para completar la convocatoria y el juvenil José Alfonso disfrutó de sus primeros minutos como blanquiazul. “Tuve que hacerle entrar porque David Torres estaba reventado del esfuerzo. Si hubiera estado Mariano, el cambio habría llegado antes y no hubiera esperado hasta el final. Siempre lo digo y lo mantengo, cuando estamos todos somos más fuertes. Lo que no puedes controlar es que seamos trece cuando la plantilla es de dieciocho”.

Barreda por Navarro

El recurso por la expulsión de Navarro no ha prosperado y el capitán tendrá que ver el partido desde la grada, con lo que todo apunta a que su puesto en el costado izquierdo volverá a ocuparlo Barreda, mientras que a la derecha se situará Álvaro García.

Otra opción es que jugara Ángel, pero el canterano ocupó esa demarcación en casa del Eldense y desde entonces ya no ha vuelto a contar para Toni Seligrat. Queda la duda en el centro del campo si entrará de salida Jose García o lo hará López Silva.

El nostre ciutat