Actualizado:
22 abril 2018
20:14

Se mantiene que la prueba de ADN de los perros sea obligatoria

El Pleno municipal celebrado en la tarde del lunes rechazó la moción
Actualidad | 21-12-2017 | facebook yahoo twitter

Los dueños de los perros tendrán que hacer la prueba de ADN a sus mascotas, como fija la ordenanza municipal sobre tenencia de animales en el entorno humano, después de que en el Pleno celebrado ayer fuera rechazada una moción presentada por la plataforma ‘Alcoy en contra del ADN canino’ en la que se pedía eliminar de dicha ordenanza todo lo referente a este perfil genético. Una moción de la plataforma que fue rechazada por el gobierno del PSOE y el grupo de Ciudadanos en la oposición, que suman trece concejales, frente a los doce votos a favor de la moción que procedieron de Guanyar Alcoi, PP y Compromís, en la oposición. Un Pleno con un lleno del salón y en el que quedó patente el malestar de quienes están en contra del ADN ante el resultado de la votación, con algunos gritos. Desde la plataforma se ha hablado de una manifestación si se mantenía el ADN.

La petición de la plataforma

Un miembro de la plataforma dio lectura a la moción, en la que además de solicitar que se elimine todo lo referente al patrón del ADN, también se pedía que se adaptara la ordenanza a la nueva ley, actualizando los horarios y espacios para perros de manera consensuada con los vecinos, promoviendo zonas habilitadas para ellos y pipicanes. Igualmente, solicitaba campañas de actualización del censo municipal de animales y los controles pertinentes sobre chip, vacunas... permitiendo de plazo hasta julio, así como sobre diferentes cuestiones de higiene urbana.

En la exposición de motivos se incidía en que la ordenanza ha nacido sin ningún proceso participativo, como también se dejó constancia de que tiene fallos, como el hecho de que el procedimiento sancionador se base en una ley y un decreto que están derogados. Algo sobre lo que se pronunciaron en varios momentos del Pleno por parte de los grupos que apoyaron la moción es el hecho de que veterinarios de las ocho clínicas de Alcoy no apoyen la medida del ADN, como también se cuestionó que la reunión con veterinarios se celebrara una vez aprobada la ordenanza, incidiendo Nacho Palmer en que “no nos dejaron entrar, nos dijeron que solo era del gobierno y los veterinarios”.

Los políticos que rechazan la prueba de ADN piden al gobierno “auténticas” campañas de concienciación sobre cuestiones como chip y vacunación, remarcando que a estas alturas han sido los ciudadanos de la plataforma quienes más han informado de lo que se está realizando.

Los argumentos para el ADN

Quienes sí se mantuvieron en su postura fueron el gobierno del PSOE y Ciudadanos. El concejal de Medio Ambiente, Jordi Martínez, remarcó que “yo defiendo a quienes están de acuerdo con la prueba. A los dueños de perros que saben que con el ADN se demostrará que no son ellos quienes ensucian, como también a quienes no tienen perro, y todos pagan por la limpieza, por un mobiliario urbano limpio. Entre todos tendremos una ciudad mejor”. Martínez hizo hincapié en que “la de ahora es la única campaña que se ha hecho, es la primera vez”, y por este motivo se dirigió a los concejales Nacho Palmer (PP) y Estefanía Blanes (Guanyar Alcoi) para recriminarles que ambos han tenido competencias en materias como Policía Local y Sanidad, que inciden en el tema del control de los perros, y no realizaron ninguna actuación. Palmer recriminó a Martínez que “usted lleva ya siete años gobernando”.

El portavoz de Ciudadanos, Jorge Sedano, grupo que también rechazó la moción y que por lo tanto está a favor del ADN, remarcó que “mi partido tomó una decisión, presentamos un ruego pidiendo esta prueba y el gobierno lo estudió y se incluyó”. Incidió en que debe ser una medida educativa “y lo que aprobamos en enero vamos a exigir que se haga bien”, así como que las campañas sean “potentes”, y aseguró que el ADN es un instrumento importante para “disuadir”.Se apuntaron casos de poblaciones que han dado marcha atrás y de otras en que funciona.

El nostre ciutat