Actualizado:
21 abril 2018
22:45
Rafa Miró

Se van las oportunidades y se queda el oportunismo

| 06-04-2018 | facebook twitter

P asan los meses y nuestra ciudad sigue sin despertar. Oportunidades como Alcoinnova, Instituto Tecnológico de Cosmética, Centro de Desarrollo Turístico de Interior, Centro Especial de Enfermos Mentales, ampliación del hospital, Ciudad Deportiva del Alcoyano, etc. siguen sin ver la luz. Sin embargo, el oportunismo político se instala en nuestra ciudad y parece que ha venido para quedarse. Si en el pleno pasado la principal aportación de la izquierda fue el apoyo a la huelga general como muestra de apoyo a la mujer, este mes la izquierda alcoyana ha querido aprovechar las movilizaciones de los pensionistas para rascar algún voto.

Para ello, Compromís se “inventó” una moción en la que pedía que el Ayuntamiento de Alcoy se dirija al Parlamento Europeo para que rechace una propuesta de la Comisión Europea sobre pensiones individuales, con el fin de eliminar las desgravaciones fiscales en los planes de pensiones privados. Ahí queda eso. No tenemos bastantes problemas en Alcoy como para que nos ocupemos de los de los parlamentarios europeos, donde los partidos políticos ya tenemos a nuestros representantes defendiendo nuestros intereses.

Queda claro que el objetivo de Compromís, respaldado por Psoe y Guanyar, no era otro que el de echar más leña al fuego, alimentar la crispación, y obtener rendimiento político de un asunto, el de las pensiones, que a todos preocupa, pero en el que mientras unos aportamos soluciones con subidas por encima del IPC y mayores deducciones en el IRPF, otros se limitan a ponerse detrás de la pancarta. ¿Por qué no se manifestaron cuando el gobierno de Zapatero las congeló y lo hacen ahora cuando el gobierno Rajoy decide subirlas?

Queda claro que mientras el Partido Popular aprovecha las oportunidades para aplicar mejoras cuando las condiciones económicas empiezan a ser favorables, la izquierda alcoyana deja pasar las oportunidades y se queda con el oportunismo político.

Al margen de la estéril moción presentada por Compromís, en el pleno se presentaron hasta un total de 13 propuestas en forma de preguntas o ruegos. Por parte del Partido Popular insistimos en la redacción de un estudio de tráfico que ordene la circulación de nuestra ciudad así como un protocolo para evacuación en caso de emergencias; también pedimos la creación de una zona de ocio en el solar que hace esquina entre la calle San Francesc y Santa Rita; y solicitamos un plan plurianual para la sustitución progresiva del césped artificial de los campos de fútbol del polideportivo, que fueron instalados en época del gobierno popular pero que ya presentan un deterioro considerable.

Poco más dio de sí un pleno en el que la nota de color la aportó Guanyar Alcoi con sus lazos amarillos en defensa del independentismo catalán contando con el apoyo expreso de Compromís en boca de su concejal Anna Climent. Un pleno que empezó con la discusión sobre si el público de la plataforma contra la prueba de ADN había insultado a los concejales socialistas de una forma más grave o menos, demostrando que cuando los insultos van dirigidos a la izquierda dejan de ser libertad de expresión. Y mientras tanto las oportunidades siguen pasando de largo.

El nostre ciutat