Actualizado:
16 agosto 2017
18:06

Un 83% de las familias que necesitan ayuda para comer son españolas

La Asamblea Local de Cruz Roja atendió el año pasado a un total de 876 familias en el banco de alimentos
Actualidad | 02-05-2017 | facebook yahoo twitter

La Asamblea Local de Cruz Roja atendió el año pasado a un total de 876 familias que necesitaban ayuda para poder comer y destaca que de estas personas que acudieron al banco de alimentos de esta institución cerca del 83% son españoles, según los datos que maneja Cruz Roja. De este total de familias atendidas, fueron 724 las españolas.

Estos mismos datos indican que acudieron al banco de alimentos de Cruz Roja familias de un total de 16 nacionalidades. A mucha distancia de las españolas se encuentran las procedentes de Marruecos, con un total de 74 que suponen el 8’4% del total de usuarios. El resto son personas que proceden de Argelia, Argentina, Bolivia, Bulgaria, Camerún, Colombia, Ecuador, Italia, Perú, Reino Unido, Rumanía, Senegal, Ucrania y Venezuela, con diferente incidencia –que puede verse en el cuadro que acompaña esta información–.

La situación que vive Cruz Roja en cuanto a que una gran mayoría de usuarios son personas de nacionalidad española también se refleja en servicios como el economato de Cáritas y de hecho en varias ocasiones sus responsables han destacado que en los últimos años, y a consecuencia de la crisis, ha ido cambiando el perfil del usuario y muchos alcoyanos han empezado a hacer uso de este servicio. De hecho, se ha venido destacando que con la crisis muchas familias trabajadoras de clase media se han visto afectadas y han recurrido a este servicio para obtener alimentos. También hay que apuntar que hay muchos más españoles empadronados.

Incremento

A finales de marzo se presentó la memoria de la Asamblea Local de Cruz Roja y entre las cuestiones que se destacaron está el hecho de que el año pasado se produjo un aumento en el número de familias que necesitaron acudir al banco de alimentos, Así, de las 639 familias atendidas en 2015 se pasó a las 876 el año pasado, lo que supone 237 más, que representa un aumento del 37%. Los responsables de la Asamblea Local confían en que este año se dé una disminución y destacan el hecho de que hay algunos indicadores que hacen pensar que la situación ha mejorado para algunas familias, como puede ser la no asistencia a los talleres de inserción laboral que se programan. Del total de usuario de los servicios de Cruz Roja destaca el hecho de que el año pasado hubo 405 niños, de los que 120 eran aún bebés.

Otro dato en el que reparan en Cruz Roja es en que 432 familias tuvieron que acudir cada mes a recoger alimentos del banco de Cruz Roja, lo que indica que su situación no mejoró en ningún momento del año pasado. Hay que tener en cuenta que para pasar a ser usuario de este servicio de Cruz Roja se necesita la evaluación por parte de los Servicios Sociales municipales, que son quienes derivan a este banco de alimentos. En cualquier caso, si una persona acude a la institución y tiene hambre, se le suministra un kit de emergencia, a la espera de que le valore su situación.

El nostre ciutat