Actualizado:
15 diciembre 2017
20:32

Un alcoyano líder en microbiología

Germán Bou, junto a su equipo, ha realizado un descubrimiento que solucionará diferentes problemas en las vacunas
Cultura | 09-08-2017 | facebook yahoo twitter

La medicina ha dado un importante paso adelante de la mano de Germán Bou, microbiólogo alcoyano de 51 años, que ha descubierto, junto a su equipo, un sistema tecnológico que servirá como base para futuras vacunas y que permite luchar contra prácticamente todas las bacterias que habitualmente son resistentes a los antibióticos.

Actualmente, Germán Bou ejerce como jefe del servicio de microbiología en el Hospital Universitario de La Coruña, donde realiza investigación junto a las otras tres componentes del equipo del que es líder: Clara Povoa, Miriam Moscoso y Patricia García. Además, también trabaja como profesor de Microbiología Médica en la Universidad Santiago de Compostela. Tras realizar una carrera de Microbiología en la Universidad Ramón y Cajal de Madrid, Bou realizó un doctorado en ciencias en la Universidad Autónoma de Madrid, y finalmente un postdocorado en el Mayo Clinic de Rochester, Minnesota.

Fue hace unos cuatro años cuando nació el proyecto debido a la problemática que generaba el hecho de que existieran entre 25.000 y 27.000 bacterias resistentes a los antibióticos. Partiendo de una investigación en pos de encontrar la solución al problema, el equipo descubrió la forma de realizar vacunas bacterianas con un sistema tecnológico que lucha contra todas ellas.

La base de este sistema surgió tras descubrir una ruta genética que se encuentra en la inmensa mayoría de las bacterias, tanto de las personas como de los animales, y conseguir la síntesis de este elemento. Se trata del D-Glutamato, un importante componente de la pared celular de la bacteria, que al inyectarse en el organismo –de forma intramuscular, como cualquier vacuna– atenúa a las bacterias, imposibilitando así que estas se repliquen y propiciando su posterior autodestrucción. Bou ha querido destacar que “no hemos descubierto una vacuna, hemos descubierto una forma de hacer vacunas”.

Entre las numerosas ventajas que ofrece este sistema tecnológico, destaca la velocidad en las que se pueden conseguir las vacunas contra cualquiera de las bacterias, ya que, como bien explica el microbiólogo, “ya sabemos dónde tenemos que tocar”. Además, Bou explica que “es un sistema más eficaz que los utilizados hasta ahora, lo hemos comprobado”.

Actualmente el sistema tecnológico se encuentra en la fase clínica, y Bou ha asegurado que “queremos seguir avanzando”. Es por este motivo, que el equipo del microbiólogo, tras recibir el pasado año 70.00 euros al conseguir ser la mejor idea del Proyecto Caixa Banc, se ha sumergido en la constitución de una nueva empresa que nacerá con el fin de que el nuevo sistema llegue a fases clínicas y pueda empezar a ser usado en humanos.

El descubrimiento del microbiólogo alcoyano ya ha sido patentado y se ha presentado internacionalmente –además de en Europa– en países como Canadá, Estados Unidos, Brasil, China, Japón y Australia.