Actualizado:
25 mayo 2017
00:19
Dany Vilaplana

Un punto que suma

| 03-05-2017 | facebook twitter

La afición del Deportivo no pudo celebrar la clasificación para el play-off de ascenso con una victoria, que de rebote hubiera dado el subcampeonato de forma matemática, con lo que la fiesta fue incompleta. Sin embargo, a diferencia de otros empates, el punto conseguido ante el Villarreal B no dejó indiferente a la hinchada blanquiazul.

El aficionado se fue del campo el domingo con el sabor de que se consiguió un punto que suma y permite al equipo acercarse aún más a ese objetivo de acabar segundos la competición. Se esperaba un buen partido de fútbol entre dos trenes de mercancias del grupo III y no decepcionaron. Faltó que alguien pusiera la guinda al pastel. No solo se jugó sobre el rectángulo de juego, también entre bambalinas. Los dos técnicos movieron muy bien sus piezas y el irregular césped del Collao terminó siendo un tablero de ajedrez. Paco López sorprendió a Toni Seligrat en el primer tiempo y a la vuelta de vestuarios, el de Torrent salió con todo, mandó a sus pretorianos a subir la línea de presión, recuperó el balón y el de Silla tuvo que tocar a rebato y protegerse de las embestidas blanquiazules.

Sorprendente, el segundo y tercer mejor ataque de la competición se quedó sin marcar. A pesar de esa falta de gol, el partido no quedó en saco roto para nadie.

El nostre ciutat