Actualizado:
22 octubre 2017
11:03

Un señor torneo de fútbol 8

El I Trofeo organizado por la Associació congrega a más de dos mil personas en los campos de fútbol
Deportes | 21-06-2017 | facebook yahoo twitter

La Associació de Sant Jordi pasó con nota alta el examen de su primera incursión dentro del mundo del deporte. Después de las últimas fiestas se daba el primer esbozo de lo que se venía cociendo a fuego lento con el anuncio de la celebración de un torneo de fútbol 8 de primer nivel con la presencia en el cartel de equipos participantes de clubes tan significativos como At. Madrid, Ath. Bilbao o Valencia, garantía ineludible de que algo grande se estaba preparando. Y fue hace escasas semanas cuando ya se dio toda la información del torneo en una presentación que contó con la presencia del alcalde Toni Francés y del presidente de la Associació, Juan José Olcina, en un acto en el que también estuvo Pepe Aroca, como representante del CFC Ciudad de Alcoy, club que se ha rodeado de la inestimable implicación de Jorge Molina y Juli para llevar adelante todo el complejo entramado organizativo de contactar con los equipos participantes.

La puesta en largo definitiva de la primera edición del Trofeo de Fútbol 8 de la Associació de Sant Jordi tuvo lugar este sábado en el polideportivo Francisco Laporta. No obstante, el preámbulo de lo que se iba a vivir al día siguiente se pudo saborear el viernes con la llegada a nuestra ciudad de At. Madrid, Ath. Bilbao, Getafe y Córdoba. Los integrantes de las cuatro expediciones tuvieron la oportunidad de impregnarse de algo tan alcoyano como es su Trilogía festera y pudieron visitar el Museo de la Festa y por la noche pernoctar en filaes. El Bilbao lo hizo en los Cides, el Córdoba en los Judíos, el Getafe en los Verdes y el At. Madrid en la Magenta.

El punto de partida era las 9 de la mañana del sábado. En total 28 clubes participantes y 51 equipos formando parte del cuadro de inscritos de los siete torneos, cuatro de carácter nacional, dos regional y uno local. El despliegue organizativo se calcula que estuvo en torno a las setenta personas y se estima que más de dos mil personas –unas 700 entre jugadores y entrenadores– pasaron a lo largo del sábado por el polideportivo. Hubo familias llegadas desde Bilbao, Córdoba, Madrid, Valencia y de bastantes puntos de la provincia.

Salvo un problema con un árbitro, que se pudo resolver positivamente y que provocó unos minutos de retraso, la competición se desarrolló con normalidad. El peor enemigo fue el fuerte calor, con temperaturas que algunos momentos sobrepasaron varios grados la treintena, pero las altas temperaturas no impidieron que se pudiera ver un torneo que logró satisfacer a los paladares más exigentes, con un nivel altísimo en la mayoría de los partidos para disfrute de todos.

Sobre la una del mediodía se procedió a la presentación de todos los equipos participantes en el campo nº 1 del Serpis. Cada club desfiló con la bandera de sus colores y escudo y a cada jugador se le hizo entrega de una bolsa de recuerdo con información turística de la ciudad y detalles como un llavero y flechas de Sant Jordiet. En el acto estuvieron presentes el niño Sant Jordiet saliente, Tomás Pascual, y el Sant Jordiet 2018, Juan José Valls, que se estrenó tras su elección el jueves.

El nostre ciutat