Actualizado:
21 noviembre 2017
19:00
Josele Pla

Una fiesta cara

| 07-11-2017 | facebook twitter

En este nuestro Alcoy, es suficiente escuchar una chirimita y tambor para echarnos a la calle. Empezamos el año con nuestra increíble cabalgata, única en todo el mundo y la más antigua de España, seguidamente el carnaval, fiesta que hemos hecho nuestra sin más razón que salir a la calle a pasarlo bien. Sin casi darnos cuenta ya estamos en las fiestas de moros y cristianos, y sin que me mueva la pasión , tengo que decir que no tiene parangón con ninguna otra, es diferente, se vive con una pasión que no he visto en ningún otro lugar, además de lo lujosas, perfeccionistas y suntuosas . Pasamos por las vacaciones y ya pensamos en el Mig Any. Y a partir de ahí ya hacemos planes para las próximas Navidades. A todo esto también celebramos fiestas de barrios, el Nou d,Octubre, este año hemos incorporado una nueva fiesta, La Feria Modernista que, la verdad sea dicha, me produjo una grata sorpresa cuando al salir a dar un paseo con mi esposa me encontré con la gente vestida de la época y el fantástico montaje que había. Como podéis ver una gran calendario festivo.

De lo que no me alegro en absoluto, sino todo lo contrario, es de la fiesta que empieza a verse por las calles de Hallowen, algo que parece tan divertido e inocente y que puede convertirse en una fiesta cara. Y con ello no me refiero al dinero, lo digo por lo que se celebra, viene a ser algo así como la “ Navidad “ del diablo. De procedencia celta, esta fiesta era dedicada al dios Sambai, un demonio, se hacían conjuros y brujerías, incluso se ofrecían niños, que raptaban y mataban como sacrificio, al ángel caído de las tinieblas. Hoy en día también pasan estas cosas, se aprovecha el momento para hacer misas satánicas, es una noche de ritos e invocaciones, una noche donde todos los poderes satánicos se movilizan para destruir. Y muchos de nosotros, sin querer, apoyamos esta fiesta disfrazando a los más pequeños con trajes de diablitos, brujas y cosas similares, sin darnos cuenta, o peor, sin querer darnos cuenta, que es la fiesta de las tinieblas. Mucho cuidado, ya nos lo avisa la Bíblia.

1Pedro 5: 8 Sed prudentes y manteneos despiertos, porque vuestro enemigo el diablo, como león rugiente, anda buscando a quien devorar.

En el Siglo IX la Iglesia Católica, con la buena intención de cristianizar esta fiesta pagana, la hizo suya y de ahí viene lo de “Todos los santos “. Un día en que nuestros vecinos de la Villa Condal hacen su magnífica, impresionante y preciosa feria de Tots Sants. Cada año mejora y espero que nadie se la haya perdido, será difícil que puedan mejorarlo porque están arriba del todo, pero seguro que lo logran. Así que mucho mejor que celebremos esta fiesta en Cocentaina y olvidemos la otra, que es fiesta de oscuridad y tiniebla.

El nostre ciutat