Actualizado:
16 diciembre 2017
14:56

Valls reaparece con buen golpe de pedal

Ha regresado de Australia con un séptimo puesto en la Tour Down Under
Deportes | 13-02-2017 | facebook yahoo twitter

Rafa Valls empezaba a no ver el día de lucir otra vez el malliot del Lotto Soudal en una línea de salida. Estaban siendo semanas marcadas por la incertidumbre que suele acompañar a los que llevan mucho tiempo sin ejercer su profesión pensando en cómo sería ese momento del regreso.

Tras seis largos meses de espera, ese deseado instante por fin le llegó al ciclista contestano dejando atrás momentos de desesperación tras una dolorosa recuperación y mucho sufrimiento por no poder hacer lo que más le gusta. Fue en el reciente Tour Down Under, una carrera por etapas que empieza a ser un clásico en el inicio de la temporada del UCI Pro Tour, que cruza Australia de una punta a otra.

Rafa Valls consiguió terminar séptimo de la general en una de las ediciones con una mejor participación. Días después, aún en las antípodas, finalizaba decimosegundo entrando con el mismo tiempo del ganador en la Cadel Evans Great Ocean Race.

Dos excelentes resultados que han borrado de la mente del contestano cualquier resquicio de incertidumbre tras una espera tan larga. “Estoy muy contento porque no sabía a qué nivel estaba después de tanto tiempo. Me he visto muy bien. Entrar entre los diez primeros en una carrera del nivel que tenía este año el Tour Dowm Under es para estar satisfecho”, confesaba el contestano, cuyo objetivo de ser la baza del Lotto Soudal para la general en la pasada Vuelta a España se desvaneció a mediados de julio al irse por los suelos en la Vuelta a Polonia.

El diagnóstico no pudo ser peor: rotura de pelvis y del sacro. Tuvo que poner pie al suelo y perderse el resto de la temporada. Ahora trata de recuperar el buen golpe de pedal que le hizo ganar el Tour de Omán en 2016. El contestano volverá a subirse a una bicicleta del 23 al 26 de este mes en el Tour de Abu Dhabi.

Después en marzo le espera la Volta a Catalunya y en abril la Vuelta al País Vasco. Igual que en Catalunya consiguió hace dos años terminar entre los diez primeros, en tierras vascas aún no ha conseguido quitarse la espina de brillar con luz propia. “Es una carrera que me gusta mucho, pero por unas cosas u otras no he conseguido buenos resultados. Espero que este sea mi año”.

Antes de la Vuelta a Suiza, correrá en Romandía. El siguiente tramo de su temporada aún está por definir. Su regreso al Tour de Francia, la carrera en la que se dio a conocer, está de momento en el aire. “Es complicado”, ha reconocido Rafa Valls, “sobre todo porque allí nuestra baza será Greipel, que normalmente lleva cinco lanzadores para prepararle el esprint. En el equipo quieren que me centre en carreras de una semana, que se me dan bastante bien”.