Actualizado:
23 mayo 2018
18:05
Dany Vilaplana

¿Y por qué no David Porras?

| 02-05-2018 | facebook twitter

Aún sin conseguir que la tormenta del descenso escampe, que esos vientos favorables acaben llegando y hagan ver las cosas de diferente manera y sin el ardor de estómago tras tantos meses sin ver ganar al equipo en Collao, se debe hacer un hueco a la reflexión y que corra algo de sensatez por los despachos donde se llevan varios meses de charco en charco. Está claro que a nivel de jugadores se necesita hacer una profunda renovación, entre otras muchas razones porque es una plantilla mayor, en la que los años pesan.

Independientemente de las bajas y altas que se acaben dando, hay una cuestión capital que otros años no se ha dado demasiado importancia pero que esta temporada ha tenido una incidencia más que notable, que ha sido el tema del entrenador. El consejo de administración se pilló los dedos con Aparicio y patinó por completo, empeorando aún más el ambiente, con la llegada de Galiana. Mario Barrera vino como bombero para apagar un fuego de dimensiones brutales pero sigue sin controlarse y la derrota del domingo en casa del At. Baleares es un ejemplo. Hay que agradecerle al técnico hispano-argentino sus agallas y algunos podrán pensar que se ha ganado la renovación, pero no termina de convencer. Se le pidió un objetivo y lleva camino de cumplirlo. De puertas hacia dentro del club, hace tiempo que gusta mucho la opción Vicente Mir, algo que ya dijimos aquí hace tiempo y dicho quedó. Es un técnico que en poco tiempo ha dirigido a equipos que otros con toda una vida no imaginarían entrenar y lo ha hecho con resultados dispares. En el club creen que ya está preparado para tomar las riendas del banquillo blanquiazul. Además, el valenciano vendría con la bendición de Miguel Hita, el actual ‘factorum’ de la dirección deportiva. Sin embargo, ¿y por qué hay que elegir entre Mir o Barrera? ¿Tiene que ser blanco o negro, no puede ser un gris, por ejemplo? ¿Y por qué no David Porras, el entrenador favorito de la inmensa mayoría de aficionados? El Collao está harto de experiementos y quiere algo de sensatez. Se habla de si Mir tiene tantos partidos en Segunda B o que a Barrera quizás le falta bagaje. Que si también gusta el entrenador del Ontinyent.

David Porras suma más partidos en la categoría que los tres juntos, además tiene dos ascensos, de uno de ellos no hace falta decir muchas cosas, además es de aquí, vive a menos de un kilómetro del Collao, basta ya de pensar que lo de fuera es la panacea, y además sería un entrenador de consenso, precisamente cuando dentro de nada habrá que empezar a hablar de la próxima campaña de socios y más de uno se está pensando renovar el carnet porque no quiere otro ‘añito’ en el infierno. David Porras debe volver al Alcoyano, como otros que salieron por la puerta de atrás, pero eso es una cuestión para otro día. El club necesita abrir ventanas y airear el ambiente.

El nostre ciutat